Ahmadineyad insiste en que los derechos nucleares de Irán son innegociables

  • El lider iraní hace caso omiso a la advertencia de Obama.
  • Ahmadineyad reitera que sólo cooperará dentro del marco legal del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).
  • Cree que cooperar con Irán es "beneficioso para Occidente".
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, presenta sus nuevos candidatos a formar parte del gabinete de Gobierno.
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, presenta sus nuevos candidatos a formar parte del gabinete de Gobierno.
Abedin Taherkenareh / EFE

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, insistió este lunes en que los derechos nucleares de su país son innegociables, apenas 24 horas después de que su homólogo estadounidense, Barack Obama, apremiara a Irán y le advirtiera de que el tiempo para un acuerdo se agota.

En declaraciones divulgadas por la agencia oficial de noticias estudiantil Isna, el mandatario iraní reiteró que el régimen de los ayatolá "únicamente cooperará dentro del marco legal del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA)".

"Irán está preparado para un diálogo constructivo y honesto con los países de Occidente en el terreno de la energía nuclear", afirmó Ahmadineyad.

Sin embargo, al mismo tiempo agregó que "los derechos nucleares de la nación iraní no son negociables. Nuestra cooperación será en el marco del OIEA. Cooperar con Irán es beneficioso para Occidente", agregó.

Una oferta sin respuesta

Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan al régimen iraní de ocultar, bajo su programa civil, otro de naturaleza clandestina y aplicación militar cuyo objetivo sería adquirir armas nucleares, alegaciones que Teherán rechaza.

A mediados de octubre, representantes de Washington, París y Moscú ofrecieron a Irán un acuerdo para mantener su actividad nuclear y reducir las sospechas que se ciernen sobre su programa de enriquecimiento de uranio.

Pese a ello, un mes después Irán no ha contestado todavía a una propuesta que parece haber generado más debate en un régimen dividido desde que el pasado junio cientos de miles de personas salieran a la calle para protestar por la reelección de Ahmadienyad, que la oposición reformista considera fraudulenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento