Piratean la web del Templo de Shaolin y acusan al abad de hacer negocio

  • Los hackers publicaron una carta en la página web en la que el abad reconocía haber convertido el templo en una atracción turística.
  • Los internautas le acusan de corromper la tradición.
El Templo de Shaolin es, cada vez más, una atracción turística.
El Templo de Shaolin es, cada vez más, una atracción turística.
Apophene

El abad principal del Templo de Shaolin, Shi Yongxin, vuelve a estar salpicado por la polémica, ya que desconocidos piratearon la página web de la institución a modo de ataque contra el abad. En la web, dedicada a promover mundialmente las actuaciones y los productos del histórico monasterio, apareció con una carta a nombre de Shi Yongxin, en la que reconocía que "había hecho todo lo posible por convertir Shaolin de un pequeño santuario a una gran atracción turística", informó el periódico Global Times.

Se especula que el abad del templo Shaolin fue blanco de los hackers y las críticas del público porque sus movimientos de internacionalizar Shaolin son considerados "una desviación de la tradición". Shi es el responsable del entrenamiento de los monjes y el decimotercer abad de Shaolin desde 1987, cuando sucedió al abad budista Xueting Fuyu, sólo seis años después de su llegada a Shaolin, lo que levantó voces contrarias.

Nacido en 1965, con sólo 22 años se convirtió en el abad más joven en acceder a la dirección del Templo de Shaolin, además de ser uno de los pocos que posee un máster en dirección de empresas. La publicación Chinese News Weekly expuso que el templo recibe 1,5 millones de visitantes al año y tiene unos ingresos anuales de 60 millones de yuanes (5,8 millones euros, 8,8 millones de dólares).

El monasterio de Shaolin, cuna del kung fu y centro de peregrinación de aficionados a las artes marciales de todo el mundo, anunció en 2008 que enviaría a sus monjes a enseñar sus habilidades a otros templos en el sur de China, creando así la primera "franquicia" de un templo. El dinero obtenido por los monjes en la enseñanza de kung fu en Yunnan y a través de donaciones de fieles fue reenviado a Shaolin, según el plan de Shi, a quien la prensa china apoda "el monje ejecutivo".

Desde la llegada de Shi al puesto de mayor responsabilidad en Shaolin, el monasterio ha llevado a cabo toda clase de actividades de promoción y publicidad, incluyendo shows de sus monjes por todo el mundo, producción de películas e incluso comercio por Internet. "El templo se ha degradado y es ahora una empresa", señaló un internauta de la provincia de Henan -donde se encuentra Shaolin- en foros sobre el tema publicados en Internet.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento