El buen cuidado bucal, con cepillado y uso de hilo dental regular y consultas al dentista ayuda a mantener intactas sus habilidades cognitivas durante el envejecimiento.

Así al menos lo señala un reciente estudio que señala que los mayores de 60 años con los niveles más altos del patógeno Porphyromonas gingivalis, que causa gingivitis, eran tres veces más propensos a tener problemas para recordar una secuencia de tres palabras tras una pausa.

Estudios anteriores señalaban una asociación entre la mala salud oral y enfermedades cardíacas El equipo del doctor James M. Noble, del Colegio de Médicos y Cirujanos de Columbia, halló también que los adultos con los niveles más altos del patógeno eran dos veces más propensos a no resolver restas de tres dígitos.

Los resultados, publicados este mes en Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry surgen de más de 2.300 hombres y mujeres, a los que examinaron para identificar periodontitis y que respondieron varios test de habilidades cognitivas entre 1991 y 1994.

El 5,7% de los adultos no pudo realizar ciertos test de memoria y el 6,5% falló en las restas inversas. Los participantes con los niveles más altos del patógeno (más de 119 unidades), comparado con los que tenían las cantidades más bajas (57 unidades o menos) eran más proclives a tener bajo rendimiento en esas pruebas.

Estudios ya habían demostrado una asociación sólida entre la mala salud oral y la enfermedad cardíaca, el accidente cerebrovascular, la diabetes y el Alzheimer. La periodontitis alteraría la función cerebral a través de varios mecanismos, indicó el equipo. Por ejemplo, puede producir inflamación en todo el cuerpo, lo que es un factor de riesgo de deterioro de la función cognitiva.