El conseller de Educación de la Generalitat, Ernest Maragall, asegura que el despliegue de la Ley de Educación (LEC) "hará imposible" que los docentes no quieran ejercer la función de directores.

"El nuevo sistema tendrá como consecuencia natural que haya voluntad, aspiración y proyección profesional para que los docentes vean en la función directiva la culminación de su profesionalidad", resume.

En Catalunya, el 60 por ciento de los directores de centros públicos son nombrados por vía administrativa y sin que haya un proceso de selección, ya que en la mayoría de los casos no se presentan aspirantes. De hecho, la diferencia salarial entre profesores y directores es del 20% a cambio de un elevado volumen de trabajo.

En la inauguración de un centro escolar en Lleida, el conseller lamenta que este tipo de nombramientos son "una característica habitual del sistema" y subraya que la LEC "hará imposible esta situación".

El conseller se refiere así a la elaboración del Decreto de la función directiva y el Decreto de autonomía de centro que anunció ayer el director general de Política Educativa, Francesc Colomer, y que estarán listos antes de finales de año.

Consulta aquí más noticias de Lleida.