Prisión comunicada y sin fianza para De Santos por un "elevado peligro de fuga"

Duda de su arraigo y su tratamiento contra las drogas y augura que por ser adicto "puede adoptar decisiones imprevisibles"

El Tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma decretó hoy prisión comunicada y sin fianza para el ex concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma, Javier Rodrigo de Santos, al considerar que existe un "elevado, real y patente peligro de fuga" ante la elevada pena de prisión -13 años y medio- que recae sobre él por abusos sexuales a menores -pese a que la sentencia aún no es firme-, y a la que se suman los dos años de privación de libertad que el juez le impuso por un delito continuado de malversación de caudales públicos.

Tras serle notificada la resolución judicial, el inculpado, esposado, abandonó las dependencias judiciales con aspecto sereno y, mientras se introducía en el vehículo que le conduciría al centro penitenciario de Palma flanqueado por varios agentes de la Policía Judicial, se despidió de los numerosos medios de comunicación congregados con un "gracias a todos", al tiempo que su hermano le decía adiós desde fuera del coche con un beso.

La resolución, que fue adoptada después de que la Fiscalía defendiese en la vista de prisión celebrada hoy el ingreso en la cárcel de forma provisional ante el riesgo de fuga de De Santos, incide en el alto grado de "desconfianza e incertidumbre" ante la posibilidad de que el inculpado hubiera valorado "seriamente" la opción de eludir la acción de la justicia y huir, atendiendo así a los argumentos expuestos por el fiscal José Díaz Cappa.

El tribunal, integrado por los magistrados Eduardo Ramón -en sustitución del presidente Juan Catany-, Eduardo Calderón y el ponente Diego Gómez-Reino, expresó así sus discrepancias hacia los puntos esgrimidos por la defensa en cuanto arraigo y seguimiento de un tratamiento contra la drogadicción, al dudar, en concreto, de cuál es el verdadero domicilio de De Santos.

Ello se debe a que el ex edil comparece diariamente ante la Comisaría de Policía de Aranda del Duero mientras que "si no es más cierto que reside en Burgos con su familia paterna, ello incrementa la inseguridad sobre su verdadero arraigo".

En opinión del tribunal, si todos los días acude a Aranda del Duero "no parece que pueda al mismo tiempo ser tratado seriamente de su adicción a las drogas", sin olvidar, añade, que esa "lejanía" entre Comisaría y el domicilio en el que dice convivir junto a su mujer y sus hijos "hace dudar del grado de compromiso con esa convivencia", a lo que se suma el hecho de que la defensa declinase en el juicio que la mujer de De Santos compareciese como testigo para declarar.

Asimismo, el auto asevera que debido a que De Santos es adicto a las drogas "es proclive a conductas y decisiones imprevisibles y desconcertantes", más aún, según el tribunal, en el caso de un adicto que ha sido condenado a penas elevadas, lo que "puede llevarle a que en un momento de desesperación por el negativo horizonte de ingresar en prisión durante un largo tiempo de su vida, opte por darse a la fuga, sin importarle la fianza constituida por sus padres".

"Ninguna intención de huir"

Sin embargo, durante la vista de prisión celebrada hoy el letrado de De Santos, José Ignacio Herrero, que anunció que recurrirá el auto y quien en el acto presentó varios documentos para avalar que su patrocinado no tiene "ninguna intención" de huir, entre ellos el título de familia numerosa, la copia de su arrendamiento en Madrid, del tratamiento contra la drogadicción al que está sometido, y las diligencias de presentación diaria ante la Policía -incluyendo fines de semana-.

El abogado recordó asimismo que sobre De Santos pesa una fianza de 100.000 euros que abonó para salir de prisión el pasado 30 de marzo, en la que ya ingresó de forma preventiva el 27 de junio de 2008, y que también consignó para afianzar responsabilidades civiles, "pese a que no las hay", al tiempo que dejó acreditado que De Santos acumula 225 días "sellando" desde que quedó en libertad excepto los seis días en que fue asistió a juicio por los dos procedimientos por los que ha sido juzgado.

Cabe recordar que De Santos está imputado en otro procedimiento por supuestas irregularidades cometidas en la adquisición del castillo de juegos infantiles de Sa Riera, aún en fase de instrucción, mientras que el pasado mes de septiembre fue condenado a dos años de privación de libertad por la malversación de fondos públicos mediante una tarjeta municipal en clubes de alterne masculinos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento