Uno de cada cinco niños de entre 3 y 12 años sufre un exceso de peso

  • Según un estudio sobre 17.000 escolares, el 20, 59% lo sufre.
  • Aconsejan que se potencie la actividad física fuera de la escuela.
  • La mala alimentación y el sedentarismo, los culpables.
La obesidad infantil afecta al 7% de los niños de entre 3 y 5 años.
La obesidad infantil afecta al 7% de los niños de entre 3 y 5 años.
Archivo

La Fundación Thao ha medido el índice de masa corporal de 17.000 escolares españoles de entre 3 y 12 años y la conclusión ha sido que 1.918 (el 11,22%) padecen sobrepeso y otros 1.583 (9,26%) obesidad. Entre unos y otros, el resultado es que uno de cada cinco niños (el 20,59%) sufre exceso de peso.

Es el mayor estudio de este tipo que se ha hecho jamás en España y ha recogido también un dato preocupante: en la franja de los más jóvenes (de 3 a 5 años) hay casi un 7% de niños obesos y otro 10% que tiene sobrepeso.

Por sexos, las niñas se llevan la peor parte. Ellas tienen una tasa mayor que los niños en sobrepeso (11,45% frente a 11%) y en obesidad (10,23% frente a 8,32%). La suma de ambos conceptos da una diferencia de dos puntos.

Además, a medida que los menores van creciendo, también lo hacen las tasas de exceso de peso: del 17,20% de 3 a 5 años, del 20,99% de 6 a 9 y del 22,68% de 10 a 12 años.

Para obtener estos resultados, se midió el índice de masa corporal y la cintura de los menores, y se tuvo en cuenta, además, una encuesta sobre sus hábitos de ejercicio físico, según ha explicado este martes el presidente de la Sociedad Española de Nutrición, Gregorio Varela.

Por la actividad física

Este estudio se completa con otro, también de la Fundación Thao, que ha preguntado a 739 escolares de seis comunidades autónomas por el tiempo que dedican a la actividad física. "Las causas del sobrepeso pueden ser, mitad y mitad, la mala nutrición y el sedentarismo. La sociedad es cada vez más sedentaria y queríamos incidir en esta cuestión, que se trata menos que la alimentación", explica Rafael Casas, coordinador del programa Thao.

A partir de los datos obtenidos hacen varias recomendaciones. La primera y más obvia es dejar a los niños jugar: "Lo hacen de forma natural –indica Casas–. Salir del colegio y jugar en un parque ayuda a hacer amigos y mantenerse activo".

Los padres también han de olvidarse de que el deporte pueda ser una vía de éxito: "Es un fin en sí mismo. Y se aprende a ganar y perder". Por eso reclama que se ayude a los menores a buscar el deporte que más le gusta. Por último conviene participar también con ellos el fin de semana: saliendo en bici, al campo, etc.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento