Riesgo de derrumbe de una pared del histórico parque del Capricho

  • La Junta Municipal de Barajas ha aprobado su reparación.
  • La valla está deteriorada por efecto de las raíces de árboles centenarios.
Una transeúnte frente al muro precintado.
Una transeúnte frente al muro precintado.
JORGE PARÍS

Si la duquesa de Osuna levantara la cabeza vería cómo el jardín que tanto se afanó en construir allá por 1787 (el parque histórico del Capricho, en Barajas) no pasa por sus mejores momentos: 300 metros de su valla perimetral están seriamente dañados y corren el riesgo de derrumbarse.

Desconchones, ladrillos ajados y piedras a punto de caer sobre el Paseo de la Alameda de Osuna confirman el precario estado del muro perimetral de un parque que ocupa 14 hectáreas de superficie y es la única muestra de un jardín del Romanticismo que se conserva en la región.

Moción de urgencia

Conservar el patrimonio histórico es la razón por la que el grupo municipal del PSOE en la Junta de Barajas presentó una moción urgente para su reparación el pasado mes de octubre y que fue aprobada por unanimidad.

Desde entonces (y a la espera de que se ejecute la obra para la que no hay fecha señalada), el área de Gobierno de Medio Ambiente procedió a precintar la zona de riesgo, algo menos de medio kilómetro donde la pared ha perdido su verticalidad y se aprecia una preocupante "inclinación" sobre la calzada y la acera, afirma el concejal socialista responsable de la moción, David Carrascosa.

A su juicio, parece que la causa del deterioro de la valla se debe fundamentalmente a las raíces de las decenas de árboles centenarios plantados al filo de la misma y que están socavando la estructura, debilitada por el crecimiento de las raíces.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento