El último Festival de Otoño

La muestra cambia de estación. La próxima edición, en primavera
Proprio come se nulla fosse avvenuto,
Proprio come se nulla fosse avvenuto,
Archivo

Aún tocada por la crisis, esta XXVI entrega ofrece treinta y cinco espectáculos

El Festival de Otoño ha muerto. Larga vida al Festival de... ¿Primavera? Quedan muchas dudas, pero una cosa se sabe: esta edición del certamen más internacional y potentado de los que muestran artes escénicas en Madrid será la última, después de veintiséis años, para trasladarse a nuevas fechas en 2010. Aunque no alcanza la intensidad del cartel anterior (Peter Brook, Piotr Fomenko, Heiner Goebbels, Rodrigo García, Luc Bondy o Eugenio Barba, entre otros, pasaron por Madrid), a este hasta luego no le faltan nombres.

Serán en total treinta y cinco espectáculos (de teatro, danza, música, circo y otros géneros fronterizos) con mayoría de compañías extranjeras. Las propuestas con más renombre proceden de veteranos como el canadiense Robert Lepage, con The blue dragon (continuación de su Trilogía de los dragones), la cada vez más doliente y oscura dramaturga y actriz Angélica Liddell, que llega con La casa de la fuerza, o un doblete para abarcar los extremos creativos de una de las más interesantes coreógrafas europeas, Anne Teresa de Keersmaeker, que propone una revisión de un montaje mítico de su primera etapa, Rosas danst rosas, seguido del más reciente de su compañía, The song.

Israel Galván, aplaudido en Aviñón con su flamenco al límite (El final de este estado de cosas, redux), y la exploración que proponen María Pagés y Sidi LarbiCherkaoui en Dunas, flamenco y contemporánea, ponen un punto español. Como Marta Carrasco, aunque en otro terreno, con su impactante Dies Irae; en el réquiem de Mozart.

Tener al Tanztheater Wuppertal Pina Bausch es un necesario homenaje a la gran coreógrafa, fallecida recientemente.

Otras voces ofrecerán interesantes novedades, como el letón Alvis Hermanis junto al Jaunais Riga Teatris, que repite en Madrid con Sonja, tras el buen sabor dejado en Escena Contemporánea con New life, la portuguesa Tânia Carvalho y el muy visual Isabella’s room, del belga Jan Lauwers, uno de esos espectáculos que desafían al etiquetado. Roberto Andò, Shiro Takatani, el humor mímico de Patrice Thibaud o un Goldoni a cargo del Piccolo Teatro di Milano junto a Teatri Uniti redondean una cita que ya es histórica aunque sólo sea porque cierra un ciclo.

FESTIVAL DE OTOÑO. Madrid /Varios espacios / Del 4 al 29 de noviembre / www.madrid.org/fo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento