Tam Tam Go!
Nacho Campillo, vocalista de Tam Tam Go!. (ARCHIVO) ARCHIVO

Dicen que son "como el Guadiana", que aparece y desaparece, y es que Tam Tam Go!, una de las bandas veteranas del pop español, ha tenido varias etapas en lo que definen como una carrera "muy honesta". Un recorrido que ha alcanzado los veinte años y que celebraron cumpliendo uno de sus sueños.

Es un punto y aparte. Puede que sea un bonito final como banda, una despedida Ese sueño lo cumplieron en septiembre del año pasado, cuando grabaron en el Teatro de Mérida Bolero incenciado, el título del trabajo discográfico que publican ahora para conmemorar sus veinte años de carrera y con el que en diciembre emprenden en Madrid una nueva gira.

"Siempre hemos tenido en la cabeza actuar en el Teatro romano de Mérida, era una ilusión y un reto", cuentan los hermanos Nacho y Javier Campillo, líderes de esta banda extremeña que desde finales de los ochenta ha dejado clásicos para el pop español como Manuel Raquel o Espaldas mojadas.

Para ellos, este concierto, en el que les acompañaron en el escenario compañeros como Antonio Vega, Josemi Carmona, Bimba Bosé, Xoel López, Lantana o Gecko Turner, fue "uno de los mejores" de toda su historia, según asegura Nacho Campillo en su estudio madrileño.

Hemos sabido parar en tiempos de crisis creativas, hemos sido muy honestos en nuestra carrera "Es un punto y aparte. Puede que sea un bonito final como banda, una despedida", apunta Nacho Campillo, mientras cuenta que tanto él como su hermano tienen en mente proyectos en solitario. No sería la primera vez que Tam Tam Go! se separe. Ya lo hizo entre 1994 y 1999 y entre el 2001 y el 2006.

"Hemos sabido parar en tiempos de crisis creativas, hemos sido muy honestos en nuestra carrera", asegura Nacho Campillo, mientras su hermano explica que las separaciones han sido siempre "un descanso para llenar las mochilas" en momentos en los que "no teníamos -explica- nada que decir".