El Gobierno ha convocado de urgencia una reunión del gabinete de crisis para seguir las últimas noticias del secuestro del atunero vasco Alakrana, el navío secuestrado desde hace 35 días, después de que esta mañana los piratas decidieran bajar a tierra a tres los tripulantes secuestrados, según informaron fuentes de Defensa.

Los secuestradores siguen la misma estrategia que con el Hansa StavengerA la reunión asistirán entre otros la titular del Ministerio de Defensa, Carme Chacón, la vicepresidenta primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, así como representantes del CNI y altos mandos del Ejército.

Según las fuentes consultadas, los piratas, que según Defensa son un grupo "muy duro y entrenamiento", están siguiendo los mismos procedimientos que emplearon durante el secuestro del barco alemán Hansa Stavenger, que estuvo retenido cuatro meses y que fue liberado tras el pago de dos millones de euros.

También bajaron a rehenes a tierra

También en aquella ocasión, los piratas, que son del mismo grupo del que tiene secuestrado al Alakrana bajaron a tierra a algunos de los marinos retenidos con el fin de presionar al Gobierno alemán para que pagase el rescate exigido, que al principio era aproximadamente de unos 20 millones de euros.

Fuentes de Defensa enmarcan también las maniobras y amenezas de los piratas en la estrategia para presionar al armador propietario del buque para que pague cuanto antes el rescate exigido.

"El Gobierno no ha estado a la altura"

Desde el PP, la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha criticado la gestión realizada por el Gobierno tras el secuestro: "El Gobierno no ha estado a la altura de las circunstancias, no ha valorado los pros y los contras de cada decisión que ha tomado".