Un nuevo seísmo de 5,6 grados sacude Pakistán

Un fuerte seísmo, de 5,6 grados de magnitud en la escala de Richter, sacudió a primera hora de hoy, jueves, el norte de Pakistán, cinco días después de que otro terremoto causara miles de muertos en Cachemira.
Unos hombres esperan a recibir víveres en Bagh. (Foto: Efe)
Unos hombres esperan a recibir víveres en Bagh. (Foto: Efe)
EFE

El temblor, que pudo sentirse en Islamabad, ocurrió a las 01.23 hora local (20.23 GMT del miércoles) y se situó a 135 kilómetros al norte de esta ciudad y a diez kilómetros de profundidad, según el Centro Geológico de Golden (Colorado, EEUU).

De momento no se dispone de ninguna información sobre víctimas o daños materiales a consecuencia de este último seísmo.

Hasta 50.000 víctimas en Cachemira

El terremoto del pasado sábado, de 7,6 grados en la escala abierta de Ritcher, segó la vida de hasta 50.000 personas en la zona paquistaní de Cachemira, según cálculos aún no definitivos.

El miércoles, unas mil toneladas de asistencia humanitariapermanecían bloqueadas en el aeropuerto de Islamabad por la imposibilidad de trasladarla a las zonas afectadas debido a las lluvias y el mal estado de las carreteras.

La Cooperación española, en Arya

La Cooperación española logró acceder a la ciudad de Arya, en el interior de la Cachemira pakistaní, un área remota devastada por el terremoto que aún está sin explorar y a la que todavía no ha llegado la ayuda.

Los cooperantes cubrieron 120 kilómetros de largo y penoso camino a través de la montañas de Murre tras nueve horas de tensa e infructuosa espera de un helicóptero en el aeropuerto militar de Islamabad.

"Es un valle cercano a la capital de la provincia donde se va a atender a los heridos procedentes de cuatro áreas remotas que aún no se habían abierto", declaró Juan Bartolomé, coordinador del dispositivo humanitario organizado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).

"El objetivo es montar un hospital y atender a los heridos que lleguen procedentes de las áreas devastadas en las zonas más inaccesibles", explicó Bartolomé.

El grupo -integrado por una treintena de profesionales, entre médicos, enfermeras y técnicos- viajó muy cansado pero con el ánimo y la esperanza de hallar aún supervivientes en una agreste zona que es aún una incógnita.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento