El aeropuerto de Zaragoza vuelve a la normalidad tras comprobarse que la amenaza de ETA era falsa

Una llamada en nombre de la organización terrorista alertaba esta mañana de la colocación de un lanzagranadas en el entorno de las instalaciones aeroportuarias. En teoría, la explosión se debía haber producido entre las 10.00 y las 12.00. Sin embargo, no se registró ninguna y, tras una concienzuda inspección, las fuerzas de seguridad no encontraron explosivos.
Un grupo de viajeros abandona las instalaciones del aeropuerto (Efe).
Un grupo de viajeros abandona las instalaciones del aeropuerto (Efe).
EFE

El delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, informó a los medios de comunicación de que "se ha levantado la alerta", aunque "continúa la vigilancia por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado", que van a seguir rastreando la zona hasta que "se tenga la tranquilidad de que no hay un artefacto en las inmediaciones".

"Más de dos horas después de la hora tope dada por el comunicante y habiendo recorrido en más de una ocasión el perímetro de las instalaciones militares y civiles, con un helicóptero y con agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional, se ha levantado la alerta en cuanto al funcionamiento de la base aérea militar y del aeropuerto civil", explicó.

Llamada "fiable" a las 9.40

El aviso, que se recibió a las 9.40, alertaba de que la explosión se produciría en la base aérea militar o en el aeropuerto civil.

La comunicación -en llamada a la DyA de Guipúzcoa- ha seguido los cauces "que se consideran habituales", aunque en esta ocasión, según el delegado, utilizaron "una especie de distorsionador de voz".

Una vez analizada la llamada, dijo, los servicios de seguridad consideraron que era "fiable", por lo que se han tomado todas las medidas de seguridad para evitar "cualquier tipo de desgracia".

Evacuación del aeropuerto

Entre otras medidas, se acordonaron todas las zonas de entrada y de salida del aeropuerto y todas las personas que se encontraban en las instalaciones fueron alertadas y trasladadas al club deportivo militar El Soto.

En el momento de la evacuación, apenas había pasajeros y trabajadores

Fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) indicaron a EFE que en esos momentos se encontraban trabajadores de las instalaciones y "apenas había pasajeros porque el primer vuelo del día no llega hasta las 12.00". Agregaron que ese vuelo, procedente de Tenerife, fue desviado al aeropuerto de Vitoria.

Agregó que esta amenaza era diferente a la del pasado mes de junio, que sólo afecto al aeropuerto civil, y respecto a la posibilidad de que haya un comando en Zaragoza, indicó que no existe, según las informaciones de las fuerzas de seguridad, y se trata de "alguien que viene, se desplaza y se va".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento