Dos mujeres han fallecido tras quedar atrapadas bajo un talud de piedras de unos cuatro metros que cayó este domingo en la playa del Acantilado de Los Gigantes en el municipio tinerfeño de Santiago del Teide, según han confirmado a 20minutos.es, fuentes de la Policía Local y la Guardia Civil.

Las dos fallecidas son una mujer de nacionalidad británica y de 57 años (M.A.O), y una vecina de Arona, de 34 años (M.V.A.R.). En el incidente no se produjeron más víctimas, aunque los primeros testimonios apuntaban a que había más afectados por la caída de rocas.

Un socorrista advirtió a los bañistas de que la zona era peligrosa y de que ya se había producido un desprendimiento el 7 de octubre

Ello motivó que se retirasen los equipos de búsqueda de la Guardia Civil y parte de los grupos de emergencia y rescate que trabajaban en el lugar, que habían procedido a remover de nuevo los escombros ya excavados para tener certeza de que no había más víctimas.

El Centro Coordinador de Emergencias 112, por otra parte, indicó que sobre las 15.07 recibieron las primeras llamadas de alerta que se encontraban en el lugar.

Otro desprendimiento hace un mes

El tamaño de las piedras dificultó las labores de rescate, pues los escombros alcanzaron en algunos tramos los 5 metros de altitud, y ocuparon una superficie de entre 75 y 100 metros cuadrados.

La zona va a quedar cerrada al baño definitivamente

En la playa trabaja el socorrista Antonio Plasencia, quien dijo que había advertido previamente a los bañistas de que se trataba de una zona peligrosa, acotada por la Policía Local tras un hecho similar ocurrido el 7 de octubre.

Ese día se produjo un desprendimiento similar que no causó víctimas y la Policía Local instaló balizas en esa parte de la playa, que va a ser cerrada al baño tras el suceso acaecido hoy.