Russo, de 51 años y jefe del clan homónimo que operaba en la zona de Agro Nolano, estaba buscado desde 1995.

El detenido ha sido condenado a cadena perpetua por homicidio y asociación mafiosa.

'Este es un golpe muy duro para la Camorra. Estamos cerrando la red sobre los fugitivos más importantes', dijo a periodistas el ministro del Interior, Roberto Maroni.