La policía italiana detuvo este sábado en la provincia de Nápoles a Salvatore Russo, el jefe de uno de los más importantes clanes de la Camorra.

Salvatore Russo, de 51 años, era buscado por la Justicia italiana desde 1995 y está entre los treinta fugitivos más peligrosos del país.

Según los investigadores, sobre Salvatore Russo, que fue detenido en una casa en Somma Vesuviana, una localidad cercana a Nola (Nápoles) recaen los cargos de asociación mafiosa, homicidio y ocultación de cadáver, entre otros. La Policía busca ahora al hermano mayor de Russo, Pasquale, que también está acusado de los mismos delitos.