Viviendas en construcción
Viviendas en construcción. ARCHIVO

La burbuja inmobiliaria y la posterior crisis del sector de la construcción está teniendo especial incidencia en la provincia de Alicante.

Al menos, eso se desprende de los últimos datos del Ministerio de Vivienda, que a 31 de diciembre de 2008 cifró en 46.366 el parque de pisos vacíos existente. Esta cifra sitúa a la alicantina como la tercera provincia española con más viviendas sin vender, sólo superada por Barcelona (55.315) y Madrid (51.034). A bastante distancia está Valencia, cuarta en el ránking con un stock de 30.038 inmuebles.

Bajo ritmo de ventas

Además, no parece que este exceso se vaya a poder absorber a corto o medio plazo, a tenor de los datos de transacciones y nuevas viviendas construidas. De hecho, pese a la aguda crisis, entre enero y junio de este año se han terminado en Alicante un total de 9.852 pisos de renta libre, según las mismas fuentes.

Sin embargo, en el mismo período tan solo se han podido vender un total de 5.855 viviendas nuevas, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Quizás por este motivo, se hayan frenado de forma espectacular el número de domicilios iniciados en estos primeros cinco meses de año. De hecho, tan sólo se han comenzado obras para la construcción de 880 pisos, cuando en el mismo período del año pasado se habían comenzado a construir un total de 5.802 inmuebles.

Transformar pisos nuevos en VPO

Una posible salida para aquellos promotores que se vean con el agua al cuello es la ofrecida por la Conselleria de Vivienda consistente en pasar pisos de renta libre que lleven más de un año sin venderse en Viviendas de Protección Oficial (VPO). De esta forma, el consumidor se puede beneficiar de un precio más asequible y de las subvenciones que ofrece la administración, siempre que el inmueble no supere los 90 metros cuadrados.

Consulta aquí más noticias de Alicante.