La Sagrada Familia de Barcelona.
La Sagrada Familia de Barcelona. ARCHIVO

La Audiencia Nacional ha decidido no paralizar cautelarmente las obras del túnel del AVE frente a la Sagrada Familia de Barcelona, como había pedido hace una semana la Junta Constructora del templo, debido a que el muro pantalla que se construye para proteger el edificio se aproxima más de lo proyectado.

La pantalla debía pasar a 1,95 metros de la fachada de la Sagrada Familia y en la ejecución la separación es sólo de 1,12 metrosEn su auto, la Sección Octava de la Sala Contencioso-Administrativa de la Audiencia considera que no concurren circunstancias "de especial urgencia" para suspender provisionalmente las obras. Es la tercera vez que la junta del templo solicita una medida cautelar porque considera que el paso del túnel tan cerca del templo representa un peligro para su estabilidad.

En su recurso, la junta alega que ya se habían realizado 20 pilotes del muro pantalla y se había ejecutado la pantalla delante del mismo templo. Asimismo, afirma que, tanto en el Proyecto del Estudio Informativo de 2006 como en el Proyecto Básico de la Plataforma de junio de 2009, consta que la pantalla pasaría a 1,95 metros de la fachada de la Sagrada Familia y, sin embargo, en la ejecución la separación es sólo de 1,12 metros.

La Junta critica que había un compromiso firmado con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) conforme no comenzarían las obras de la pantalla hasta la resolución de un estudio real y fidedigno solicitado por el administrador ferroviario, pero, según la Junta, el acuerdo no se ha cumplido.

La Junta Constructora del templo cree que el paso del túnel tan cerca del templo representa un peligro para su estabilidadLa Audiencia Nacional hace suyos los argumentos del director de la obra, quien informó al tribunal de que el eje del túnel tuvo que "replantearse" debido a que no todas las fachadas de la calle Mallorca están perfectamente alineadas.

No obstante, el propio director asegura que se recalculará el eje del túnel para que sea equidistante a las fachadas de ambos lados de la calle, con lo que la pantalla de pilotes "quedaría tal cual se establece en el proyecto". Asimismo, mientras se redacte el correspondiente informe técnico "no se ejecutará ningún piloto en la pantalla de protección del templo".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.