El ex presidente del Govern, Gabriel Cañellas (PP), ha sido imputado por el magistrado del juzgado de instrucción número 7 de Palma, en relación a presuntos desvíos de fondos y otras irregularidades en la gestión y mantenimiento de la torre de Sant Elm, en Andratx, según informa este viernes Diario de Mallorca.

El periódico señala que Cañellas ha sido imputado en calidad de presidente de la Fundació Illes Balears, que cuidó la conservación de dicha edificación durante años y añade que el ex presidente autonómico (lo fue entre 1983 y 1995) probablemente deberá prestar declaración ante el juez a principios de 2010.

La imputación deriva de una querella por prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, falsedad y fraude, interpuesta hace varios meses por la Fiscalía Anticorrupción de Baleares, después de que el actual gobierno municipal de Andratx (del PSIB y Unió Mallorquina) detectara una serie de presuntas irregularidades en los fondos que el consistorio destinó a la Torre de Sant Elm.

Se da la casualidad que el sucesor de Cañellas, Jaume Matas, también está imputado en otro caso de presunta corrupción, el 'Palma Arena'