Cada vez hay más mujeres empresarias
La dueña de un puesto de comida trabajando.

De nacionalidad española, menor de 44 años, con estudios universitarios y dedicada al sector servicios y al comercio. Este es el perfil de la mujer empresaria aragonesa, según un estudio presentado ayer por el Instituto Aragonés de la Mujer. Poco a poco, las mujeres se van haciendo un hueco y aunque el Gobierno aragonés no tiene un registro, estima que las mujeres empresarias representan en torno al 30% de la esfera empresarial.

Por otro lado, los hombres muestran un perfil más joven, de unos 35 años, y se dedican más al sector industrial. «Los empresarios son cada vez más jóvenes, y a diferencia de las mujeres, suelen ser más ambiciosos. Prefieren sectores en los que se puedan expandir más», explica el presidente de la asociación Regional de Autónomos de Aragón, Roberto Laguna.

El 40% de las mujeres empresarias poseen títulos universitarios

Aunque el 40% de las mujeres empresarias poseen títulos universitarios y están mejor formadas que los hombres (además reciben más cursos de formación), sigue habiendo una gran brecha en los salarios (los hombres ganan en torno a un 20%) y en los puestos directivos (sólo el 33%). Las empresarias aragonesas son conscientes de esta situación y el 60% valoran que la discriminación por género está todavía muy presente en algunas áreas de la sociedad, según la encuesta.

De momento, la mayoría de las empresas creadas por mujeres son pequeñas, ya que tan sólo el 16% tienen más de cinco empleados; y el 30% constan únicamente de la propia empresaria en régimen de autónoma. Aunque el autoempleo es una de las opciones que más escogen las mujeres para tener cierta flexibilidad con su vida familiar.

Debido a su pequeño tamaño, son las propias empresarias con sus ahorros quienes las financian. Aunque uno de los obstáculos principales a los que se enfrentan las empresarias es la falta de ayudas económicas de la administración.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.