24 compañías de teatro catalanas alertan del peligro de su desaparición por la crisis

  • Denuncian la falta de contratos en los circuitos de exhibición.
  • Sobre todo escasean los de carácter municipal.
La compañía Dagoll Dagom.
La compañía Dagoll Dagom.
20 MINUTOS

La Asociación de Compañías de Teatro Profesional de Catalunya (Ciatre), formada por 24 compañías privadas catalanas, entre ellas varias emblemáticas, ha alertado del peligro de desaparición por falta de contratos en los circuitos de exhibición, sobre todo municipales, debido a la crisis.

La presidenta de Ciatre, Anna Rosa Cisquella, ha pedido a los ayuntamientos que no esgriman la falta de fondos para cultura para dejar de contratar o bajar el caché de las compañías.

Si no se articulan los circuitos teatrales, se logra una mayor dotación presupuestaria, más representatividad en los órganos de decisión y un mayor eco social de la realidad de las compañías "iremos de mal en peor", ha señalado el director de Dagoll Dagom, Joan Lluís Bozzo. Creada en 1996, Ciatre cuenta en sus filas con compañías de la talla de Dagoll Dagom, Comediants, La Cubana, T de Teatre, La Fura dels Baus, Pepa Plana y Tricicle.

Ciatre dice que "el mercado de proximidad no se ha de reducir a la mínima expresión, es muy importante que no perdamos el contacto con el público catalán, que esa relación no se rompa y que las compañías de teatro de Catalunya, que dan trabajo a centenares de personas, no desaparezcan". "Si queremos seguir teniendo producciones teatrales que se puedan exportar -ha dicho Cisquella- hace falta que Generalitat y Ayuntamientos apoyen las creaciones".

Ciatre ha señalado la contradicción que a su juicio representa el que el Ministerio de Cultura "reduzca las partidas de artes escénicas en un 8%; el INAEM (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música) lo haga en un 5%, la Generalitat reduzca el presupuesto de Cultura, los ayuntamientos se quejen de que a causa de la crisis no tienen fondos para la cultura y, en cambio, la gran parte del mercado esté en manos públicas".

Tres cuartas partes del teatro en Catalunya son de titularidad pública, por lo que, según Ciatre, los programadores locales, concejales y técnicos de cultura, "han de tener conciencia de su papel en el panorama global de las artes escénicas y de la necesidad de programar creación local independiente, para que pueda subsistir". Cisquella ha informado de que la Generalitat ha convocado a la asociación a una reunión para tratar sobre esta cuestión.

Según un estudio de Ciatre, en 2008 las 20 compañías que entonces formaban parte de la asociación programaron 65 espectáculos y tuvieron más de un millón de espectadores, una cuarta parte de ellos fuera de España. Las compañías de Ciatre sumaron el año pasado más de dos mil representaciones, un millar de ellas en Catalunya, más de 600 en el resto de España y unas 300 fuera de España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento