Sólo diez ocupaciones, la mayoría de ellas de baja cualificación, se llevan algo más de la mitad de los contratos que se están realizando en Aragón. En lo que va de año, el 52% de los 279.455 contratos que se han realizado en la comunidad se han distribuido únicamente entre una decena de profesiones, según los datos que se desprenden del Inaem.

Peones agrícolas, con 32.345 contratos, personal de limpieza, con 26.144, y camareros, con 20.463, son las ocupaciones que mayor cantidad de contrataciones han acumulado durante los nueve primeros meses del año.

Muchos trabajadores terminan ligando más de una decena de contratos seguidos de tan sólo unos días de duración cada uno

En algunos casos se trata de profesiones ligadas directamente a la crisis, bien porque han sufrido un notable recorte, o bien porque han cobrado importancia. En el primero de los casos se engloban los albañiles (9.305 contratos) o los peones (8.202), mientras que en el segundo están los dependientes (con 13.624 contratos) y los comerciales y vendedores (1.800).

Completan el listado los peones de industrias manufactureras, que han sumado 20.195 firmas desde enero, los peones del transporte y descargadores, con 8.093 contratos, y los cocineros, con 6.188. Estas profesiones (que suman 146.359 contratos) son, junto a las relacionadas con la sanidad y la animación sociocultural, las que mejor están aguantando la crisis económica en Aragón. En muchos casos, sin embargo, se trata de contratos en precario, temporales y en muchos casos a tiempo parcial. «Hay gente que llega a enlazar más de una decena de contratos seguidos de unos pocos días cada uno», explican los sindicatos.

Esta es una de las causas que explican el repunte que se está registrando. El personal de limpieza ha pasado de 2.683 contratos en enero a 3.648 en septiembre; los peones industriales firmaron 3.208 (frente a los 2.060 de enero) y los camareros han subido de 1.425 a 2.773.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.