El Supremo confirma 15 y 14 años de cárcel para los dos acusados del crimen del Palace

Imagen del juicio del crimen del Palace.
El juicio del crimen del Palace, en una imagen de archivo
EUROPA PRESS
Imagen del juicio del crimen del Palace.

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado las condenas a 15 años y medio y a 14 años de cárcel, a dos hombres por matar a un ciudadano estadounidense en el hotel Palace de Madrid, donde se alojaba, al que hicieron ingerir una cantidad letal de éxtasis líquido el 29 de octubre de 2021. 

Todo arrancó a las cinco de la madrugada, cuando la víctima se fue a la habitación acompañado de los condenados, quienes vertieron en el vino blanco que consumía ácido gamma-hidroxibutírico (GHB), con el fin de robarle, en cantidad suficiente como para causarle la muerte, como ocurrió a las pocas horas, sin importarles este hecho. 

Aprovechando el estado de inconsciencia en que quedó, los acusados robaron varios objetos y tres tarjetas bancarias con las que intentaron extraer dinero sin éxito. El cadáver de fue encontrado a las diez de la mañana del día 30 en la habitación del hotel. 

La Audiencia de Madrid les condenó por los delitos de homicidio, robo con violencia y leve de estafa, a uno de ellos en grado de tentativa. Además, fijó una indemnización de 250.000 euros a sus familiares, en un fallo ratificado por el Tribunal Superior de Justicia, que ahora confirma el Supremo.  

Conscientes del riesgo

La Sala no duda de que los acusados vertieron el GHB en el vino no solo por su presencia en la habitación del hotel, cuya entrada y salida quedó grabada, sino porque así lo acreditan las huellas y el registro de entrada, además de que otro dato clave es la impregnación de GHB tanto en la botella como en el vaso del que bebió la víctima, algo que es incompatible con un consumo voluntario. 

Considera que el hecho de que en un registro posterior de la estancia no se encontrara ninguna droga sugiere que los acusados se llevaron el envase y la alternativa de la "desaparición" a manos de la víctima o por incuria policial es peregrina. 

La Sala explica que aunque no buscaran directamente la muerte de la víctima, en las circunstancias que le originaron la sumisión química, hubieron de ser conscientes del riesgo y, sin embargo, vertieron la droga en dosis letales en la bebida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento