Al menos seis muertos por el potente huracán Beryl que mantiene en vilo al Caribe: "Sienta un alarmante precedente"

Una familia comienza a reparar su casa tras el paso del huracán Beryl por San Vicente y las Granadinas.
Una familia comienza a reparar su casa tras el paso del huracán Beryl por San Vicente y las Granadinas.
Lucanus Ollivierre/AP
Una familia comienza a reparar su casa tras el paso del huracán Beryl por San Vicente y las Granadinas.

El huracán Beryl ya se ha convertido en una amenaza mortal para el Caribe. Al menos seis personas han fallecido -tres en Granada, dos en Venezuela y una en San Vicente y las Granadinas- tras el paso del ciclón que, después de tocar tierra este lunes en la isla de Carriacou, se transformó en un huracán categoría 5. Sin embargo, esto no es lo único que preocupa de este fenómeno que llegará en las próximas horas a Jamaica. Desde que se tienen registros, nunca se había formado a estas alturas del año un huracán de máxima intensidad en el Atlántico. Se trata de un "alarmante precedente", advirtió este martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El primer fallecimiento a causa del primer huracán de la temporada atlántica se produjo este lunes en la isla de San Vicente y las Granadinas. Un día después Granada informó que tres personas habían perdido la vida tras el paso del ciclón, aunque el primer ministro Dickon Mitchell no descartó que el número de fallecidos pudiera ser mayor. "La situación es desalentadora", afirmó Mitchell y añadió que Beryl ha provocado "casi una completa destrucción de las casas y la infraestructura" de la isla, a la que también ha dejado sin electricidad. "Hay una destrucción generalizada", indicó Mitchell. Hasta ahora se desconoce cuál es la situación en Carriacou y Pequeña Martinica, dependientes de Granada, ya que no han podido comunicarse con las islas.

Los efectos de este huracán "potencialmente catastrófico", tal y como lo califica el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), también se han hecho notar en Venezuela. De hecho, dos personas fallecieron en el estado Sucre a causa del desbordamiento del río Manzanares, según indicaron a Efe fuentes de Protección Civil. Todavía se desconoce si hay heridos, así como también el número de viviendas afectadas tras el paso del ciclón. La Policía Nacional Bolivariana (PNB), por su parte, informó que había rescatado a varias personas, pero no especificaron la cifra. Además, el Gobierno ha repartido alimentos y agua potable entre los afectados.

El huracán Beryl se mantiene como un peligroso sistema con vientos sostenidos de 250 kilómetros por hora y se está moviendo rápidamente hacia el noroeste a una velocidad de 35 km/h. En la actualidad se encuentra al sur de República Dominicana, donde ya se han comenzado a sentir los efectos indirectos del ciclón. De hecho, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) del país caribeño ha puesto en alerta a 24 de las 32 provincias del país. Por este motivo, Defensa Civil ya ha comenzado las evacuaciones preventivas y las clases se han suspendido. En Haití, por su parte, está activada la alerta desde los límites con República Dominicana hasta la localidad de Anse d'Hainault.

Barcos pesqueros dañados por el huracán Beryl en Barbados.
Barcos pesqueros dañados por el huracán Beryl en Barbados.
Ricardo Mazalan/AP

El siguiente país en sufrir los efectos devastadores de Beryl será Jamaica, donde el huracán tocará tierra este miércoles todavía como un huracán de categoría 5. Ante esta situación el Gobierno anunció este martes el cierre del Aeropuerto Internacional y de las oficinas gubernamentales no esenciales. Además, los refugios de la isla ya se encuentran preparados para acoger a sus habitantes. "Si lo peor ocurre, el Gobierno está ya movilizado y preparado", señaló el primer ministro, Andrew Holness.

Las predicciones apuntan a que más adelante Beryl se hará sentir en Centroamérica y que podría impactar hasta en dos ocasiones en las costas mexicanas, aunque no como un potente huracán. Según indicó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Beryl podría tocar tierra en la Península de Yucatán como un huracán categoría 1 o 2 a finales de esta semana y volvería a hacerlo en los estados del Golfo de México entre la noche del domingo o lunes próximos. En Guatemala, por su parte, las autoridades han elevado la alerta estatal de amarilla a naranja debido al "acercamiento" del huracán.

De tormenta a huracán en tiempo récord

Beryl es un ciclón sin precedentes que preocupa a la comunidad científica por su rápida formación y por su capacidad para ganar potencia. Pasó de tormenta tropical a huracán en la tarde del 29 de junio y en la mañana del día 30 ya se había convertido en un huracán categoría 4. También ha sorprendido la fecha en que se ha producido este fenómeno meteorológico, ya que los huracanes de mayores magnitudes suelen formarse durante los meses de julio y agosto.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha confirmado que nunca antes se había formado un huracán de máxima intensidad en el Atlántico en estas fechas. Además, ha manifestado que la llegada de un ciclón de estas características dos semanas antes de lo habitual podría ser el anticipo de "una estación muy activa y con riesgos para toda la cuenca atlántica, lo que una vez más muestra la necesidad de sistemas de alerta temprana". En los últimos años se ha visto un proceso conocido como "intensificación rápida" de estos sistemas tropicales, algo que según los expertos, irá en aumento junto con el calentamiento global.

20minutos

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento