Un helicóptero del ejército.
Un helicóptero de las Fuerzas Armadas Españolas. ARCHIVO

Un helicóptero español y un buque de guerra alemán que forman parte de la operación de la UE contra la piratería en aguas del Océano Índico, 'Atalanta', consiguieron arrestar anoche a siete presuntos piratas después de que un barco pesquero de nacionalidad francesa fuera atacado en esta zona, según anunció este miércoles la organización en un comunicado.

Los piratas iban a abordar a un mercante francés Los piratas, a bordo de dos esquifes, abrieron fuego contra el barco francés en este incidente que se produjo a unos 650 kilómetros al este de la capital de Somalia, Mogadiscio, según un comunicado de la Fuerza naval de la UE.

El destacamento de protección del barco galo realizó entonces varios disparos de advertencia, después de lo cual los piratas abortaron su ataque. Al buque de guerra alemán que forma parte de esta misión, 'Karlsruhe', que se encontraba realizando una patrulla antipiratería en la zona, se le ordenó que fijara su rumbo hacia la posición del ataque.

Siete piratas a bordo

De manera simultánea, el helicóptero español procedente de la fragata 'Canarias', también en una patrulla contra los piratas, localizó a los dos esquifes que intentaban huir de la zona del ataque. El helicóptero realizó disparos de advertencia para detener a las dos lanchas, después de lo cual los piratas se detuvieron y se pudo ver cómo comenzaban a tirar objetos por la borda, explica el comunicado.

Iban montados en dos esquifes y trataban de huir A la llegada del 'Karlsruhe', su tripulación aseguró ambos esquifes y encontró a siete personas a bordo de los dos. Mientras, se pidió al barco francés que regresara a la escena para identificar a sus atacantes. Tras sus declaraciones, los siete presuntos piratas fueron detenidos a bordo del buque alemán.

El buque alemán y la fragata española toman parte en la operación 'Atalanta', que entre sus principales tareas tiene la escolta de los barcos mercantes que transportan alimentos del Programa Mundial de Alimentos (PAM) de la ONU, la protección de los barcos vulnerables en el golfo de Adén y el océano Índico y disuadir y obstaculizar la piratería.

La operación ha tenido lugar cerca de donde otros piratas mantienen secuestrado el atunero vasco 'Alakrana' desde el pasado 2 de octubre, cuando fue abordado con sus 36 tripulantes, de los que 16 son españoles y que aún no tiene visos de olución.