'Tengo una pregunta para usted'
Foto de familia del programa 'Tengo una pregunta para usted' dedicado a la crisis económica TVE

Un total de 35 ciudadanos, 19 hombres y 16 mujeres, han formulado preguntas a los tres líderes invitados a la 13ª edición del programa Tengo una pregunta para usted, emitido anoche. Los participantes no dudaron en preguntar con dureza a los líderes sindicales y de la patronal, que en ocasiones se vieron en aprietos para contestar. La crisis, el paro, y la relación entre empresarios y sindicatos han acaparado buena parte de las cuestiones de los ciudadanos.

Cien ciudadanos estaban citados anoche en los Estudios Buñuel de Madrid para preguntar en directo a los líderes de la patronal y los sindicatos. Los tres debutaban como invitados en este formato, en el que finalmente, fueron 35 los ciudadanos que tuvieron la oportunidad de preguntar.

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, fue el primero en intervenir. Respondió durante más de media hora a un total de 12 ciudadanos sobre distintos temas, centrados fundamentalmente en la crisis económica, la situación de los pequeños empresarios, la posibilidad de convocar una huelga general, la financiación de los sindicatos, la negociación con los empresarios, el desempleo o la congelación salarial.

Una mujer denunció que los sindicatos no se preocupan por los trabajadores de las pequeñas empresas

Heraclio Román, un jubilado madrileño, fue el encargado de inaugurar el programa y el primero en preguntar al líder de CC OO sobre los motivos por los que su sindicato no decide convocar una huelga al tiempo que expresó su extrañeza por el silencio que mantenían ante la crisis actual. "No oigo a los sindicatos", le reprochó.

El líder de Comisiones también respondió a cuestiones como la de Mercedes Valverde, parada catalana, "despedida estando de baja por un accidente" que le recriminó que los sindicatos no se preocupan por los trabajadores de las pequeñas empresas y permitieran situaciones como la que ella había sufrido.

Gustavo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, respondió durante algo más de treinta minutos a las preguntas de 10 ciudadanos sobre distintos temas de actualidad, como la reforma laboral, el origen de la crisis económica, el abaratamiento del despido, la situación de las pequeñas empresas o las altas indemnizaciones que perciben los ejecutivos de algunas compañías.

María Isabel Ramos, profesora de Ciudad Real de 50 años y tres hijos, preguntó al líder de la CEOE cuándo va a haber una reforma empresarial. "¿Quién les controla a ustedes?", espetó la ciudadana al representante de los empresarios. Pilar Rodríguez, abogada de Barcelona, le pidió una valoración sobre las indemnizaciones que han recibido algunos directivos de banca.

Acusaron a Díaz Ferrán de no pagar a algunos de sus empleados durante cuatro meses y de deber 100 millones de euros a Hacienda

En esta misma línea añadió: Carlos Amor, empresario de decoración le dijo a Díaz Ferrán: "Nuestro esfuerzo está hecho. ¿Qué esfuerzo hacen ustedes con el blindaje de sueldos que tienen algunos altos cargos?".

Una joven puso en el mayor aprieto al presidente de la patronal, cuando le acusó de no pagar a algunos de sus empleados durante cuatro meses y de deber 100 millones de euros a Hacienda, a lo que el empresario respondió negando las afirmaciones aunque aseguró que ha "hipotecado" su casa para resolver situaciones como esas.

Teresa Lambies, ama de casa valenciana madre de dos hijos treintañeros en paro, abrió el turno de cuestiones a Cándido Méndez, líder de UGT, a quien preguntó sobre las soluciones para los jóvenes sin trabajo. Juan López, jefe de estación de ferrocarril de Barcelona, pidió a Méndez que desvelara su sueldo, que el sindicalista reveló por encima de los 2.500 euros. Eva Mora, discapacitada madrileña en paro, le pidió soluciones para los trabajadores en su misma situación.

El dirigente de UGT contestó a diversas preguntas sobre el incremento de los expedientes de regulación de empleo, la conciliación de la vida laboral y familiar o la agresividad de algunos sindicalistas. Cerró las intervenciones Francisco José Martínez, parado de Almería, que se interesó por saber si el líder sindical consideraba que los beneficios empresariales se deberían invertir en la creación de empleo.