Profesiones en la crisis
Los alumnos de la clase, la semana pasada, preparando el temario del examen. JORGE PARÍS

Estamos en tiempos de malas noticias económicas, pero los parados aún tienen un hueco para la esperanza: todavía hay sectores laborales que demandan trabajadores.

El 83% de las contrataciones realizadas en Madrid en los últimos meses pertenecen al sector servicios

Concretamente, según el Catálogo de ocupaciones de difícil cobertura del Inem, en Madrid hay trabajo para los informáticos (analistas de sistemas y aplicaciones y administrador de redes), para los técnicos (mantenimiento de equipos electromecánicos y de transportes, mecánica de máquinas herramientas y técnicos de industrias gráficas) y para los sanitarios (terapeuta ocupacional, optometrista y auxiliar de óptica).

Todos ellos son empleos de alta cualificación, aunque en el catálogo también aparecen trabajos que requieren menos formación, como el de peluquero de caballeros. Además, el comercio y la hostelería son sectores donde siempre se encuentran oportunidades: el 83% de las contrataciones realizadas en Madrid en los últimos meses pertenecen al sector servicios, según la secretaria de Empleo de UGT, Nuria Albert.

La gripe A, un 'filón'

El sector que experimenta el mayor auge es el de la sanidad y los laboratorios. "La investigación y la biomedicina es el futuro. Ahora, con la gripe A y otras enfermedades, tiene mucho movimiento la fabricación de productos higiénicos y de desinfección. Esta industria nos pide muchos trabajadores", explica Ana Gª Olías, de la empresa de trabajo temporal Randstad.

Los que peor lo tienen para colocarse son los obreros. Sin embargo, también para ellos hay esperanza. "La automoción está resurgiendo tras las ayudas regionales y estatales. En las cadenas de montaje hay trabajo para empleados poco cualificados", añade la experta. Otra opción es prepararse para un oficio.

De la hormigonera al volante

Sony Rosogie lleva 20 años en España y el mes pasado tuvo que cerrar el locutorio-peluquería que regentaba en Getafe. A sus 45 años (casado y con tres hijos) nunca pensó que terminaría siendo taxista en Madrid, "pero es la única salida que veo", explica en un descanso del curso en el que se prepara para obtener el permiso para conducir un taxi.

El del taxi es un sector refugio. Nadie se hace millonario, pero tampoco hay fracasos

Como él, sus compañeros de pupitre, la mayoría procedentes del sector de la construcción, confían en lograr así una salida laboral que los aleje del fantasma del paro y la bancarrota. Una ruina que conoce de cerca Brígido Suela (61 años), quien en los últimos doce meses ha visto cómo su flota de camiones pasaba de 12 a 3.

"He transportado todo tipo de mercancía, pero ahora no hay trabajo", afirma sabedor de que su vida laboral ha dado un giro brutal justo a las puerta de la jubilación.

El mismo giro que ha dado la de José Antonio Hoyos, de 31 años y autónomo de la construcción, que busca volver a empezar en un sector donde "las oportunidades son las mismas para todos".

Oportunidades que explican desde Agetaxi (una de las asociaciones profesionales que imparte estos cursos). "El del taxi es un sector refugio. Nadie se hace millonario, pero tampoco hay fracasos de empresa. Si no tienes licencia, siempre puedes trabajar para otro", dice Francisco Esteban, su presidente.

Hasta 180.000 euros

Comprar una licencia es el objetivo prioritario de Antonio Moreno (41 años ), propietario de tres camiones de obras "que están parados". Por este motivo, ha decidido cerrar ese capítulo e invertir sus últimos 180.000 euros en hacerse con la licencia.

Lo malo es que estos alumnos (casi todos hombres) llevan mucho tiempo apartados de los libros y tendrán que esforzarse de lo lindo. Sólo David (25 años) puede tenerlo algo más fácil y cambiar en breve su catálogo de materiales de construcción por un volante.

<p>Ana García</p>Ana García Olías / Experta en RR. HH.

1 ¿Qué perfiles buscan las empresas?
Antes querían peones poco cualificados. Ahora piden gente con experiencia y referencias de otro trabajo. Los que no han trabajado mucho tiempo antes lo tienen difícil. El inglés también es indispensable.

2 Y los que no dan ese perfil, ¿dónde pueden buscar?
Pueden reconvertirse a la industria, pasar de peón de albañil a peón de fábrica. Buscar algún trabajo donde se aprenda sobre la marcha.

3 Para los parados que deciden estudiar, ¿qué les aconseja?
Además de inglés, pueden estudiar un oficio: electromecánica, fontanería, electricidad... profesiones con salida con sólo dos años de estudios. Si puede con una carrera, lo mejor son las sanitarias o alguna ingeniería.

4 ¿Y los de avanzada edad?
Que tiren de contactos, se hagan visibles, se dejen caer por foros de su especialidad. Si tienen poca formación es más complejo, aunque la experiencia siempre cuenta.

Consulta aquí más noticias de Madrid.