El Gobierno de Melilla ha mostrado su inquietud por el hecho de que cada vez es "más difícil" cruzar la frontera debido a que Marruecos incrementa sus exigencias.

Melilla cree que los controles se deberían llevar a cabo con "flexibilidad" Marruecos ha comenzado a exigir el "papel verde" a los vehículos de Melilla con matrícula antigua El portavoz del Ejecutivo melillense, Daniel Conesa, se ha referido al hecho de que Marruecos esté solicitando el permiso de importación temporal, conocido como "papel verde", a los vehículos que cruzan la frontera, incluso a aquellos que tienen la matrícula de Melilla (ML).

Según Conesa, Marruecos es un país soberano con una legislación que debe ser respetada, pero ha considerado que los controles se deberían llevar a cabo con "flexibilidad". "Las buenas relaciones de vecindad deben llevar a que las medidas que se adopten sean lo más flexibles posible desde el punto de vista del tránsito fronterizo", ha afirmado el portavoz melillense.

Tapón para los pasos fronterizos

Para Conesa, el país vecino está en su derecho de exigir la documentación que estime conveniente, pero ha pedido que se tomen las medidas necesarias para conseguir que la documentación pueda obtenerse de la manera más rápida posible.

El gobierno regional pide la ampliación de los plazos para la petición de los permisos En las últimas semanas se ha producido "un tapón" en los puestos fronterizos, sobre todo a raíz de que Marruecos haya comenzado a exigir el "papel verde" a los vehículos de Melilla con matrícula antigua.

Escobar ha calificado de "receptiva" la postura del Gobierno marroquí, que está dispuesto a flexibilizar las leyes, y se han barajado varias posibilidades, como la creación de una ventanilla para los coches con matrícula ML o la ampliación de los plazos para la petición de los permisos.

Consulta aquí más noticias de Melilla.