Máquinas tragaperras.
Máquinas tragaperras. ARCHIVO

Este jueves se celebra el Día Sin Juego de Azar, pero seguro que se venderán muchos décimos, se rellenarán quinielas, sonará la musiquita de las tragaperras y el grito de algún afortunado cantando "¡bingo!".

Y es que los granadinos destinan cada año más dinero a la suerte. Desde que empezó esta década, el gasto en juegos de azar, sumando los del Estado (lotería, primitiva, bonoloto, etc.), máquinas tragaperras y bingos ha crecido un 43%.

Gastamos un 56% más que en el año 2000 en loterías, primitivas, quinielas y similares

Cada granadino juega actualmente, de media, 434 euros al año en apostar a la suerte. El mayor gasto se lo llevan las máquinas tragaperras.

El año pasado los habitantes de la provincia se dejaron ahí  cerca de 200 millones de euros (un 42% más que a inicios de la década), unos 218 por persona.

Más máquinas en sus locales

Los dueños de bares y salas de juego son conscientes de eso y cada vez ponen más máquinas en sus locales: en el año 2000 había unas 3.800 y a final de 2008 ya se superaban las 4.500 tragaperras.

En bingos hay menos gasto, porque tan sólo hay tres en la provincia, al menos legalizados. El gasto por habitante al año es apenas de 30 euros.

Los que más han subido son los juegos del Estado, donde se han producido varios premios extratosféricos en los últimos años que han servido de enganche. Gastamos un 56% más que en el año 2000 en loterías, primitivas, quinielas y similares, con casi 168 millones de desembolso total, la mayoría en la Lotería Nacional.

Consulta aquí más noticias de Granada.