La Universidad echará mano de la Policía hasta erradicar los 'macrobotellones' en el campus

  • "La sociedad nos exige que no se consienta ese espectáculo lamentable", afirman en la institución.
  • Muchos son menores convocados por Internet.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID.
Estudiantes de Medicina se dirigén al 'botellón' ante dos policías.
Estudiantes de Medicina se dirigén al 'botellón' ante dos policías.
Pablo Elías

La Universidad de Valladolid no está dispuesta a tolerar más macrobotellones en sus campus. La autorización del rector para que los agentes de la Policía Local accedan a los recintos universitarios, medida que se estrenó el viernes, se repetirá todas las veces necesarias para evitar tanto el consumo de alcohol como sus efectos (orinar en la calle, vandalismo...).

La vicerrectora de Estudiantes, Isabel Vicente Maroto, declaró que los jóvenes deben darse cuenta de que los campus no pueden acoger ese tipo de fiestas, a las que asisten muchos menores convocados desde redes sociales. «La sociedad nos exige que no se consientan esos espectáculos tan lamentables», subrayó.

Sin embargo, cada año se celebran más fiestas de este tipo, que se desarrollan durante todo el día del viernes. «Es un problema social que se nos escapa a la Universidad; en vez de Portugalete o la playa de las Moreras ahora se acude a los campus con cualquier excusa», dijo la vicerrectora.

La Universidad confía en que la presencia policial  evite los botellones, «esperemos que dé resultado». Además, el campus de la Esgueva se vigila mejor ahora al retirarse la valla de protección, algo que habían solicitado la asociación de vecinos 24 de Diciembre, que en verano entregó 400 firmas para que las instituciones adoptasen medidas contra este fenómeno.

El próximo viernes 13 de noviembre se sabrá si los macrobotellones comienzan a pasar a la historia con motivo de la fiesta de la facultad de Ciencias.

El primer control desplaza la fiesta

La Policía Local desplegó 40 agentes en la zona del Aulario, a los que se sumaron una docena de vigilantes de seguridad. Los jóvenes, citados el viernes con motivo de la fiesta de Medicina, optaron por refugiarse en el campus Miguel Delibes, junto al apeadero de Renfe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento