Un fallo repentino en la central nuclear de Cofrentes provoca la prealerta

  • La apertura de una válvula obliga a declarar este estado 4 minutos.
  • La planta valenciana lidera los incidentes en España.
Central nuclear de Cofrentes (Valencia).
Central nuclear de Cofrentes (Valencia).
20MINUTOS.ES

La central nuclear de Cofrentes ha sufrido este domingo un nuevo incidente que ha obligado a declarar la prealerta de emergencia durante cuatro minutos. El suceso tuvo lugar a las 12.12 horas y consistió en la apertura de una válvula de alivio del circuito primario.

Los técnicos de la planta lograron cerrarla mediante un corte en la alimentación eléctrica, lo que motivó el fin de la prealerta. Horas después, a través de un comunicado, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) explicó que los sistemas de seguridad habían actuado "según lo previsto" y que la central funcionaba al 77% de su capacidad.

Amplio historial de fallos

Esta no es la primera vez que la planta gestionada por Iberdrola se ve envuelta en incidentes repentinos. Según un informe realizado por Greenpeace el año pasado, la única central nuclear de la Comunitat acumula 240 sucesos notificables de seguridad desde 1990, lo que la sitúa a la cabeza de España en lo que a incidentes se refiere. En total, el parque nuclear español lleva registrados 1.500 incidentes en 18 años.

Los especialistas de Cofrentes están revisando las partes de las instalaciones implicadas en el fallo y analizando las causas del incidente para posteriormente emitir un informe detallado. No obstante, desde el CSN añadieron que la planta funciona "con normalidad" tras el suceso declarado, que no afectó a los trabajadores ni a la población o el entorno.

En los últimos años, la planta valenciana ha sufrido paradas para revisar y reparar cableado y válvulas, que llegaron a generar tres prealertas en apenas 12 meses.

"Es un problema serio y reiterado"

"Es preocupante que haya pasado varias veces, se hayan hecho cambios y haya vuelto a pasar; es una situación de riesgo inaceptable". Carlos Bravo, de Greenpeace, denuncia lo "reiterativo" del incidente acaecido en Cofrentes y aboga por parar la planta hasta que se resuelva el problema de manera definitiva. Con el horizonte del fin de la licencia de explotación en 2011 y la movilización por el cierre de la central de Garoña (Burgos), ésta y otras organizaciones ecologistas y colectivos acaban de constituir la Plataforma Tanquem Cofrents. Carles Arnal, miembro de la misma, alerta de que lleva funcionando desde 1984 y es "vieja y peligrosa", ya que lidera el número de incidentes, emisión de gases y la generación de residuos radiactivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento