Pamela Anderson "odia" la casa por la que debe más de 700.000 euros

La ex 'vigilante de la playa', Pamela Anderson.
La ex 'vigilante de la playa', Pamela Anderson.
ARCHIVO

La ex vigilante de la playa más famosa de la televisión no está pasando por su mejor momento. Según el periódico Daily Mail, Pamela Anderson estaría endeudada hasta las cejas por deber más de 700.000 euros a varias empresas constructoras en concepto de reformas de su casa de Malibú.

Según apuntan varios informes, la explosiva rubia no habría pagado dichas reformas, tema por el que ya ha sido llamada a juicio en varias ocasiones.

Es más, no sólo no ha pagado ni un sólo céntimo, sino que además se ha tenido que mudar con su pareja, un electricista de 42 años, y sus dos hijos a una caravana por encontrarse en una situación económica bastante precaria.

Según el mismo periódico, Anderson cuenta ahora mismo con la cantidad de 2.700 euros en el banco y aún tiene que pagar como mínimo unos 530.000 euros para llegar a hacer habitable la casa que está reformando.

La actriz explicó recientemente que está "dos millones por encima del presupuesto" de la reforma de su casa de Malibú, debido probablemente a la restauración de la piscina que está embaldosando completamente en platino. "Es algo muy caro...", explica la rubia.

Teniendo en cuenta todo el dinero que ha invertido hasta el momento en la renovación y ampliación, Anderson debería estar como loca por mudarse con su familia a su nueva casa. Sin embargo, la vigilante de la playa sólo piensa en deshacerse de ella, ya que no le ha traído más que problemas.

"Voy a venderla. La odio. Hay gente que se suicida por las obras. Hay relaciones que se rompen a causa de las obras y ahora veo porqué. Te deja sin corazón".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento