Suryansh es un bebé recién nacido en Jaipur (India) que no alcanza el medio kilo de peso. En el momento de dar a luz el niño pesaba 682 gramos pero una infección hizo que pesase solo 447 gramos.

Los doctores que están tratando al pequeño aseguran que es un caso muy raro y que es casi un milagro que el bebé haya sobrevivido a la infección. Además, han pensado enviar este extraño caso al Libro de los Records, ya que puede tratarse del bebé más pequeño del mundo.

Lo bueno es que parece que poco a poco va recuperándose y coge peso. El recién nacido ya está en casa con su madre y recibe leche materna pero los médicos no descartan futuras enfermedades nutricionales o respiratorias.