El Departamento de Policía de la ciudad estadounidense de Dallas (Texas) calificó este sábado de "error" la multa que uno de sus agentes de carretera impuso a una hispana por no hablar inglés.

Según el portavoz del departamento, Warrent Michell, el cargo de no hablar inglés no existe y el agente cometió "un error honesto...aunque no tiene excusa". El policía fue identificado como Gary Bromley, quien multó el pasado 2 de octubre a Ernestina Mondragón, de 48 años, tras detener su coche por hacer un giro ilegal en una carretera.

La mujer tampoco presentó su licencia de conducir, señaló Mitchell a los periodistas. Según las normas de la ciudad de Dallas, los conductores de taxis y los chóferes de camiones comerciales deben comunicarse en inglés, pero ésta no se aplica a quienes conducen automóviles privados.

La hija de la mujer explicó que el incidente ocurrió cuando su madre llevaba a su hermana menor a la escuela y no vio la señal de no girar. Agregó que los conocimientos de inglés de su madre son muy limitados.