Comparan a Lindsay Lohan con Donatella Versace en una reciente aparición pública

  • La actriz, de 23 años, muestra un físico muy desmejorado y envejecido.
  • Desde hace semanas son constantes los rumores acerca de los retoques estéticos de Lohan.
  • La pasada semana una jueza amplió doce meses la condena de libertad condicional impuesta a la actriz en 2007.
  • Se niega a acudir a rehabilitación.
Lindsay Lohan (i) y Donatella Versace (d).
Lindsay Lohan (i) y Donatella Versace (d).
WIREIMAGE.COM

En una reciente aparición, durante la celebración de una gala benéfica en Nueva York, la actriz Lindsay Lohan mostró un físico muy desmejorado.

Ésta era la primera aparición en público de la actriz desde que la semana pasada una jueza decidiera ampliar doce meses su condena de tres años de libertad condicional, impuesta en el año 2007 por conducir bajo los efectos del alcohol. Al parecer, Lohan no habría cumplido con una parte de la condena impuesta, por la que debía acudir a un centro de desintoxicación.

Lohan aparenta más edad que los 23 años que tiene, e incluso muchos la han comparado con Donatella Versace, de 54 años; quizás por los últimos rumores que apuntan que la joven actriz se habría sometido a algún retoque estético, algo a lo que Donatella Versace está más que acostumbrada.

La diseñadora, hermana del desaparecido Gianni Versace y actual dueña de la prestigiosa firma, se ha confesado "adicta a las operaciones de estética" debido al temor que le produce el paso de los años.

Desde 1997, Donatella Versace se ha sometido a distintas intervenciones: se ha operado el pecho, la boca, la nariz y los pómulos, se ha practicado un lifting facial y se ha inyectado bótox.

Como recogen en la web de Daily Mail, ambas mujeres coincidieron en el acto benéfico y se dejaron fotografiar juntas. Lohan lucía un vestido dorado de Versace con un escote palabra de honor que, en un momento de la noche, le jugó una mala pasada y dejó al aire uno de sus pezones.

A pesar de sus constantes 'tropezones' y de las duras críticas que ha recibido, la joven actriz quiere seguir adelante y está haciendo un esfuerzo por limpiar su imagen. Se deja ver en diferentes actos públicos y hace unas semanas se presentaba como nueva consejera artística de la firma de moda Emanuel Ungaro en París.

Precisamente esa aparición en la pasarela francesa fue la que hizo resurgir los rumores de un posible paso por el quirófano, en el que se habría operado la boca y los pómulos.

Para echar más leña al fuego, recientemente su padre protagonizó una polémica entrevista en la que confesaba los problemas de su hija con las drogas. "Estoy en shock por ver cómo ha cambiado mi hija. No es la niña que yo crié", declaraba.

Se niega a ir a rehabilitación

La actriz no parece dispuesta a ponerle solución a su problema de adicción. La protagonista de Chicas malassale cada noche de fiesta sin preocuparse por su estado de salud, y sus familiares y amigos están cada vez más preocupados por su conducta.

Según fuentes de la web Radaronline, ir a rehabilitación es algo que Lindsay "ni se plantea, no entra en sus planes".

La actriz debería acudir a las clases de prevención del alcoholismo que le impuso el juez, como consecuencia de su conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol. Sin embargo, el caos en su vida es tal que últimamente ni siquiera acude a ellas.

El responsable del curso de desintoxicación se muestra seguro de poder ayudar a Lindsay a salir de una adicción que, afirma, ha tomado el control de su vida. Sin embargo, los más cercanos a la actriz declaran que, pese a sentirse seguros de que la rehabilitación le va a ayudar, creen que no va a ser suficiente.

Parece que la causa del comportamiento actual de Lindsay es el caos familiar en el que se encuentra. Su madre le intenta convencer de que pida una orden de alejamiento para su padre, quien, al mismo tiempo, no para de airear los trapos sucios de la joven. Para evadirse de estos problemas, Lindsay se estaría refugiando en el alcohol.

Su hermana le hace sombra

Por si no fuera poco, mientras Lindsay Lohan recibe fuertes críticas, su hermana menor, Ali Lohan, ve aumentar su popularidad.

Los medios acusan a Lohan de estar mal influenciando a su hermana, ya que últimamente se las ve juntas en todas las fiestas. Sin embargo, mientras todos los comentarios dirigidos a la actriz son negativos, su hermana es elogiada, e incluso más de uno ya ha señalado que acabará desbancando a su hermana mayor como 'icono sexy'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento