Ordenador
Un usuario utiliza su ordenador. ARCHIVO

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos piratas informáticos que accedieron al servidor donde se alojaba una base de datos de un foro de Internet y, mediante técnicas de hacking, se apropiaron de documentos y conversaciones privadas de los usuarios.

Además, atacaron otras múltiples páginas de la Red, entre ellas las de la Policía británica, la Universidad de Harvard y medios españoles como El País o el diario As, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

La Policía ha detenido a estos dos individuos como autores de delitos de daños informáticos y descubrimiento y revelación de secretos y ha imputado a otras dos personas en el marco de la operación.

Las conexiones a Internet utilizadas para cometer los sabotajes se realizaron desde los domicilios de los detenidos

La Brigada de Investigación Tecnológica inició el operativo a raíz de la denuncia presentada por el administrador del foro y, tras el análisis del servidor, comprobó que se habían extraído de su base de datos documentos publicados por los usuarios registrados y comunicaciones privadas entre ellos.

Los hackers sustrajeron la información, mediante técnicas de hacking conocidas como inyección de SQL (Structured Query Language). Además daban a conocer el modo en que se podía acceder de forma fraudulenta a los archivos en otra página web, administrada por uno de los detenidos.

Esta página, www.busindre.com, ha sido cerrada por orden judicial y en ella se publicaban las vulnerabilidades de otros sitios de Internet junto con una multitud de artículos sobre técnicas y herramientas de hacking para asaltar ordenadores. Entre ellas, destaca una recopilación de 32 packs de phising -falsificaciones de webs de entidades bancarias preparadas para robar las credenciales de usuarios de banca electrónica-.

Los agentes averiguaron que las conexiones a Internet utilizadas para cometer los sabotajes se realizaron desde los domicilios de los detenidos, en Madrid y Barcelona. Entonces, practicaron varios registros donde intervinieron 18 discos duros y cuatro ordenadores portátiles. Las investigaciones han sido llevadas a cabo por el Grupo de Seguridad Lógica de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial.