Incendio en una refinería de Puerto Rico
Las llamas del incendio de la refinería de CAPECO en Puerto Rico se ven desde kilómetros de distancia. Thais Llorca / EFE

El enorme incendio que afecta a una refinería de petróleo de Puerto Rico puede causar uno de los mayores desastres medioambientales en la isla, según temen las autoridades que han declarado el estado de emergencia.

El combustible almacenado en los tanques afectados tardará dos días en arderDoce de los 40 tanques de petróleo de la empresa Caribbean Petroleum Corporation (CAPECO) están ardiendo y lo seguirán haciendo durante un par de días hasta que se queme todo el combustible almacenado.

El fuego se originó por una serie de explosiones cuyo origen se desconoce y que, en principio, se atribuyen a un accidente, sin que hasta el momento se hayan registrado víctimas mortales.

El gobernador puertorriqueño, Luis Fortuño, declaró el estado de emergencia en el área metropolitana de San Juan y han sido movilizados todos los parques de bomberos de la zona.

Posible desastre

El presidente de la Junta de Calidad Ambiental, Pedro Nieves, afirmó que el incendio puede provocar un gran desastre en el medio ambiente y que puede ser el mayor desde hace casi 20 años cuando encalló la embarcación Morris Berkam en la bahía de San Juan, que produjo un gran vertido de combustible.

Las explosiones provocaron de inmediato un incendio que se ve a gran distancia y sin que los bomberos hayan podido todavía acercarse para sofocarlo, ya que siguen concentrados en evitar que el fuego se propague a otros tanques de combustible.

El superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha, ha confirmado que ningún avión produjo el accidente, ya que la ruta de los aparatos que aterrizan en el aeropuerto de Carolina se halla cerca de la instalación petrolera. La ruta de los aviones al aeropuerto Luis Muñoz Marín en Carolina, barrio adyacente a San Juan, se ha modificado para evitar que el humo de las llamas reduzca la visibilidad de los pilotos.