Baltasar Garzón
El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. ARCHIVO

Las medidas que se adoptaron durante la investigación del 'caso Gürtel' estuvieron "dentro de la más estricta legalidad" y fueron controladas, además de judicialmente, por el Ministerio Fiscal. Así lo ha asegurado este jueves el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón al ser preguntado por la grabación de las comunicaciones privadas entre presuntos implicados del 'caso Gürtel' y la intención del Colegio de Abogados de Madrid de querellarse contra él y los fiscales que actuaron en esta intervención.

Pienso que quedarán las cosas perfectamente claras y diáfanas "Dentro de la más estricta legalidad se tomaron una serie de iniciativas, y el control judicial fue acompañado del control de Ministerio Público, por tanto respeto las iniciativas que se puedan tomar, y cuando llegue el momento pienso que quedarán las cosas perfectamente claras y diáfanas", ha manifestado el juez de la Audiencia Nacional.

Los jueces no podemos hablar de los casos que están en marcha Preguntado también por la exclusión de algunas de las conversaciones que supuestamente exculpan al president de la Generalitat, Francisco Camps, el juez ha dicho que le "encantaría poder contestar y dejar las cosas muy claritas", pero que no puede hacerlo.

"Es el débito y la responsabilidad que tenemos los jueces, no podemos hablar de los casos que están en marcha, en cambio otros lo hacen y lo hacen en demasía, a veces, pero tenemos que asumir nuestra posición", ha señalado.