La Guardia Civil ha detenido en Melilla a un ecuatoriano residente en Murcia e identificado como E.P.V.C., que pretendía embarcar en el buque de Almería con más de 307 kilogramos de hachís ocultos en dobles fondos de una furgoneta.

Aprovechó los huecos naturales de laterales y puerta de carga para meter la droga Según informó un portavoz de la 2006 Comandancia, la intervención se desarrolló en el puerto durante el embarque de pasajeros y vehículos en el buque correo con destino Almería, al proceder los agentes al registro de una furgoneta marca Iveco, modelo Pegaso Daily de color blanco y matrícula nacional, ocupada por esta persona.

El portavoz policial detalló que el ecuatoriano aprovechó los huecos naturales de laterales y puerta de carga, bajo tablones de madera, y perfectamente camuflado con los paneles originales, para esconder un total de  288 paquetes, que contenían droga del tipo hachís, que arrojaron un peso de 307.940 gramos.

Consulta aquí más noticias de Melilla.