Juez Calamita
El juez Ferrín Calamita, con su esposa. A. J. S.

Dieciocho años de inhabilitación para el juez Fernando Ferríni Calamita. El fiscal del Tribunal Supremo Antonio Barranco ha solicitado que se amplíe la inhabilitación del juez, que actualmente cumple una pena a dos años, tres meses y un día. Ferríni Calamita está acusado de retrasar el trámite de adopción de una menor por parte de la esposa de la madre biológica de la pequeña.

El juez no hizo lo que normalmente se hace porque normalmente no se presenta un caso como éste Así lo defendió el representante del Ministerio Público durante la vista celebrada en el Supremo, en la que la acusación particular pidió la misma pena que el fiscal o, en su defecto, la imposición al juez de un año más de inhabilitación por un delito de discriminación, por motivos sexuales, en la prestación de un servicio público. La defensa de Ferrín Calamita instó la absolución de su patrocinado.  

La Fiscalía fundamentó su petición en la existencia de prevaricación en un total de cinco resoluciones dictadas por el juez de Murcia en el expediente de adopción que supusieron "una contradicción grave contra el ordenamiento jurídico". 

"Una clara condición homófoba"

Entre ellas, la petición de un examen sobre la madre biológica, el nombramiento de un defensor judicial de la niña (requisito no exigido por la ley), o la realización de unas preguntas a la psicóloga del caso, relativas a la conveniencia de que la niña conviviera con dos mujeres, que a juicio de esta parte "revelan una clara condición homófoba".  

Por su parte, la defensa de Calamita, ejercida por Javier María Pérez Roldán, alegó que la actuación de Ferrín Calamita en este caso no acredita más que su interés por conocer los detalles precisos para tramitar una adopción que, por ser entre personas del mismo sexo, era "totalmente novedosa".  

La defensa subrayó el hecho de que durante todo el proceso a Ferrín Calamita no se hablara de la "especialidad de la situación", pues las madres estaban casadas por una ley nueva y "ningún criterio jurídico anterior" podía aplicarse a este asunto. "Este juez no hizo lo que normalmente se hace porque normalmente no se presenta un caso como este en los juzgados", dijo Pérez Roldán.

Consulta aquí más noticias de Murcia.