Blog de clase
Una captura del blog que se usaba como refuerzo. JON BUSTILLO

Los jóvenes de hoy viven inmersos en la tecnología y más concretamente, en el uso de Internet, una herramienta que ha demostrado un altísimo valor pedagógico. El propio Gobierno promete a los estudiantes de quinto de primaria un ordenador portátil para que continúen trabajando con él cuando estén en casa y ha puesto en marcha el proyecto Escuela 2.0.

Esa iniciativa del Ministerio de Educación pretende la innovación y la modernización de los sistemas de enseñanza por las que las aulas dispondrán de pizarras digitales, conexión inalámbrica a Internet y por las que cada alumno tendrá su propio ordenador personal portátil.

El aula en la que enseñaba "disponía de proyector, acceso WIFI y de 10 ordenadores portátiles"

Sin embargo, algunos centros de enseñanza parecen anclar aún sus sistemas educativos al pasado. El profesor Jon Bustillo fue despedido de la Orue Eskola, un centro educativo adscrito a la Asociación de Ikastolas Católicas por usar un blog como refuerzo de la asignatura que impartía -Desarrollo cognitivo y motor- en un Ciclo superior de Formación Profesional en Educación Infantil.

El aula en la que enseñaba "disponía de proyector, acceso WIFI y de 10 ordenadores portátiles", sin embargo, el centro despidió al profesor alegando que "la metodología que usted ha utilizado para dar sus clases no se ajusta a los parámetros establecidos por la normativa en vigor (Diseño Curricular Base del Ciclo de Educación Infantil), ya que usted la ha basado en el uso del blog como elemento motor de la asignatura".

Bustillo aún se pregunta cuáles fueron los motivos por los que el centro se mostraba reticente al uso del blog. "Quizás se deba a los buenos resultados que se obtenían y al grado de motivación que los alumnos mostraban en una asignatura de carácter teórico. Las comparaciones eran inevitables y quizás éstas tuvieron algo que ver", conjetura el profesor.

"El blog no se utilizaba para dar clase, este no es más que un soporte sobre el que trabajar. La metodología de clase era independiente del uso del blog, es decir, podría impartir la clase de igual manera sin la utilización de este recurso", explica el docente.

En total, 18 alumnos de edades comprendidas entre los 18-40 años estaban matriculados en las clase de Bustillo

Bustillo usaba dos tipos de blogs: "El primero era un blog de aula que servía como punto de referencia para los alumnos". En esta página se colgaban apuntes relacionados con la asignatura, se publicaban las evaluaciones (actualmente pasadas a las actas y ya desactivadas), se indicaban los plazos de entrega de los trabajos, se publicaban noticias relacionadas con la asignatura, se mostraban los mejores trabajos realizados por los alumnos en cada tema, y se ponían los enlaces pertinentes a los blogs de los alumnos".

"El segundo eran los blogs de los alumnos, que agrupados por parejas mantenían con contenidos relacionados con la materia y tema de estudio". En este blog cada pareja de alumnos debía publicar 8 noticias relacionadas con el tema (la asignatura estaba dividida en 5 temas) que se estaba tratando en clase. En total, 18 alumnos de edades comprendidas entre los 18-40 años (la mayoría de 19 años) estaban matriculados en las clase de Bustillo.

Al parecer, tan sólo el centro educativo, que no ha hecho declaraciones a 20minutos.es, encontraba problemas con el uso del blog. "La aceptación queda reflejada en la valoración que los alumnos daban en las encuestas de satisfacción que el centro realizaba periódicamente en relación a las asignaturas. En mi caso, los alumnos valoraron con un 7,8 sobre 10 (la mejor obtenía un 8)", asegura el profesor.

Si utilizamos un libro que no es adecuado el valor del libro como recurso no varía. Lo mismo se puede decir de los blogs, la pizarra, el cuaderno o el lápiz

Y es que el docente explica con claridad las ventajas del blog: "Permite la incorporación de documentos que contengan hipervínculos y de recursos multimedia en la creación de documentos o posts y la información publicada permanece a disposición de los alumnos, no sólo en el momento de dar clase".

Además, el uso de esta herramienta "permite ver la evolución formativa de los alumnos de forma cronológica a través de sus aportaciones en los blogs y da visibilidad a la actividad y a los trabajos de los alumnos fuera del aula. Esto hace que los estudiantes puedan recibir comentarios en relación a sus trabajos por parte de otros lectores, además de servir como currículum electrónico para posibles contratadores".

Bustillo tiene claro que no se puede demonizar a una herramienta: "Se puede hacer un buen o mal uso de cualquier recurso. Por ejemplo, si utilizamos un libro que no es adecuado el valor del libro como recurso no varía. Lo mismo se puede decir de los blogs, la pizarra, el cuaderno o el lápiz. Lo que determina el valor pedagógico es el uso que se hace del recurso", hace ver el docente.

Actualmente, Jon Bustillo sigue usando los blogs como herramienta educativa en la Escuela de Magisterio de Vitoria-Gasteiz y en las Aulas de la Experiencia en la Universidad del País Vasco (EHU). "No se trata de usar porque está de moda, es una cuestión de practicidad educativa", concluye el profesor.