Salón de una vivienda en Navalcarnero
El salón de esta vivienda de Navalcarnero es amplia y muy luminosa. DIEGO RAMOS

Diego Ramos ha hecho del espacio y la luminosidad su lujo particular en esta vivienda situada en la localidad de Navalcarnero, a pocos kilómetros de Madrid. En la decoración, se ha dejado inspirar por su imaginación dando rienda suelta a su gusto más personal. Los colores y los elementos decorativos siguen las últimas tendencias.

El blanco es el color rey de todo el inmueble, pues está presente en todas las estancias. En el salón, este tono junto con los grandes ventanales, la ausencia de puertas y las paredes de distintas alturas juegan un papel muy importante a la hora de potenciar al máximo la amplitud y luminosidad. Los pequeños toques de color los aportan las mantas, los tapetes y los cojines.

La mezcla de estores con cortinas largas imprime un toque muy personal y chic al espacio, así como las sillas del comedor y los cuadros.

En el cuarto de baño destaca la presencia de un espejo de grandes dimensiones que une dos paredes. El rojo aparece como tono principal aportando calidez.

Beneficios de las plantas

La vegetación es una de las principales protagonistas de la decoración de esta casa. Diego, conocedor de los beneficios estéticos y psicológicos que las plantas proporcionan en el hogar, ha sabido colocar en cada rincón de su vivienda la especie adecuada, aportando así una gran sensación de frescor, además de belleza.

Diego ha querido simular una cocina antigua y poco recargada, aunque la elección de los colores de la encimera y de los muebles, en negro y rojo, da el toque de modernidad que domina toda la casa.