Los legisladores, un socialista de Luxemburgo y cuatro diputados alemanes pertenecientes a todo el espectro político, lanzaron una petición solicitando que Blair no sea considerado como candidato al puesto, que se crearía siguiendo el Tratado de Lisboa.

Estos legisladores afirman que el ex primer ministro no debería obtener el cargo porque Reino Unido no es uno de los 16 países que utilizan el euro, no forma parte del área libre de fronteras Schengen y tiene una exención del estatuto de derechos fundamentales del bloque.

La moción necesitará el apoyo de más de la mitad de los 736 miembros de la asamblea para convertirse en una declaración oficial del Parlamento y no sería vinculante, pero ejercería presión para que los líderes de la UE no elijan a Blair.

En el pasado Blair fue considerado el principal candidato al puesto pero sus posibilidades han disminuido, sobre todo desde los críticos comentarios del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

El cargo del primer presidente del consejo de líderes de la UE se creará si el Tratado de Reforma de Lisboa entra en vigor. Todos los estados miembros, excepto la República Checa, lo han ratificado.