Infiniti G37 Cabrio
Infiniti G37 Cabrio. AUTOSCOUT24

Tras una visita al primer centro Infiniti en Hamburgo caracterizado por su exquisito y noble diseño, nos premiamos con una exhaustiva vuelta en el no menos elegante G37 Cabrio.

La exposición del primer concesionario de Infiniti en el distrito Hammerbrook de Hamburgo llama la atención como si se tratase de un elemento fuera de lugar. Entre instalaciones de canalización, edificios industriales y de oficinas, el espacio de venta diseñado como una especie de boutique-hotel parece una isla dedicada a la contemplación. Salas luminosas, maderas oscuras y mobiliario elegante prometen una experiencia automovilística a todo lujo.

Por su puesto, aquí se puede disfrutar de cerca de la gama de vehículos Infiniti disponible en estos momentos en Alemania: dos series y siete modelos. Sin embargo, sólo hay expuesto un ejemplar de cada uno de ellos y, por lo tanto, sólo un equipamiento por modelo. Para que nos podamos llevar una buena impresión de la multitud de posibilidades de individualización que nos ofrece la marca, Infiniti ha recreado un mundo de sensaciones en el que pone a nuestra disposición una pantalla táctil de 1,45 metros. Aquí, el futuro comprador puede hacerse una idea bastante buena del aspecto visual de todas las variaciones de color y materiales. Quien desee experimentar cómo se sienten los diferentes tipos de cuero, también puede tocar distintas muestras del material in situ.

Un nuevo mundo de sonidos y sensaciones

Con la llegada del G37 Cabriolet podremos disfrutar del ambiente exclusivo de Infiniti en todo su esplendor. Su exquisito encanto convence con elegancia, confort y deportividad. El excelente acabado y los elegantes materiales transmiten de forma convincente la reivindicación que la marca hace del lujo el lugar de exposición. En especial el cuero de los asientos deportivos, eléctricos e incluso calefactados, transmite una sensación de máxima calidad.

La zona inferior de la consola central presenta un diseño muy ordenado. Junto a la palanca de cambios se encuentra el regulador de temperatura para los asientos. La zona superior está dividida entre un equipo de audio y la consola de mando del climatizador, así como la pantalla del navegador de alta calidad. Este genio multimedia de última generación debería poder enganchar por sí solo a cualquier apasionado de la técnica gracias a sus múltiples capacidades. Y, gracias al equipo de sonido Bose, equipado con función de reducción de ruido, se abre ante nosotros un nuevo mundo de sensaciones acústicas al conducir sin capota.

Como en el 370Z

El motor de 3.7 V6 se arranca pulsando un botónUna vez dentro, el mando para el bloqueo de las puertas lo podemos guardar en el bolsillo o en un compartimento previsto a tal efecto y situado a la izquierda del volante. El motor de 3.7 V6 se arranca pulsando un botón. Sin embargo, quien tras la visita al oasis de Infiniti espere encontrarse con un motor extremadamente silencioso y refinado al estilo Lexus, podría sorprenderse de este motor verdaderamente enérgico. En el caso de la transmisión se trata del ya conocido componente multiusos utilizado por Nissan para los modelos deportivos y de lujo. En la actualidad, esta potente fuente de energía consigue un rendimiento impresionante en el 370Z, entre otros.

En combinación con el cambio automático de siete velocidades con una buena capacidad de reacción, la aceleración estándar del G37 Cabrio dura unos entretenidos 6,4 segundos y los 320 CV del motor 3.7 empujan sin problemas hasta alcanzar los 250 km/h. Los desplazamientos rápidos por autopista resultan muy agradables gracias una sonoridad baja, una buena estabilidad direccional y una gran comodidad en distancias largas, todo ello a pesar de la suspensión rígida. En el apartado del consumo debemos esperar los valores elevados correspondientes a su rendimiento. En este sentido, el motor de seis cilindros utilizado en nuestra prueba llegó a consumir 14 litros a una buena velocidad y se mantuvo en los 9 litros cuando levantamos el pie del acelerador.

A Berlín en tiempo récord

Para poder disfrutar un poco de las curvas en las cercanías de Hamburgo, nuestro trayecto nos llevó hasta la Suiza de Holstein, que junto con un paisaje de ensueño, también tiene mucho que ofrecer con una ciudad como Berlín. Por primera vez, esta tranquila región nos permitió establecer un nuevo récord para el trayecto Hamburgo-Berlín. El G37 es capaz de trazar las curvas a cámara rápida gracias a su excelente comportamiento aerodinámico transversal. Y también gracias a la tracción trasera, a una dirección muy precisa, a las grandes llantas de 19" con gomas delanteras de 225 y traseras de 245, unos frenos contundentes y el ESP de serie, las altas velocidades en curva con un alto nivel de seguridad son pan comido. Incluso en un cambio de marchas forzado la carrocería se muestra bastante flexible.

Además, y si ese es nuestro deseo, también podemos dejar que el viento sople en nuestra cara. Y precisamente mucho viento es lo que vamos a tener al abrir en tan sólo 25 segundos la capota de tres piezas completamente automática con tan sólo pulsar un botón. La estructura de tres piezas desaparece completamente en el maletero de este 4 plazas de casi 4,70 metros de longitud. En Infiniti se le ha dado mucha importancia a una línea lateral elegante y se ha evitado caer en el error de dejar la típica trasera de los coupé cabriolet.

<p>Interior del G37 Cabrio.</p>Abierto anula prácticamente la capacidad del maletero. En cambio, el techo abierto reduce enormemente la zona del maletero, aunque con el techo cerrado se llega a los 350 litros. Menos mal que el G37 cuenta con un asiento trasero sobre el que se puede colocar algunos bultos. De todas maneras, a los pasajeros les costará un poco acceder a estos asientos y en el caso de personas que midan más de 1,60 metros no resultan recomendables debido a la escasez de espacio.

La marca Infiniti hace especial hincapié en el lujo y así son también los precios. Algo más de 56.100 euros es lo que cuesta el acabado GT con un equipamiento de altísimo nivel. La versión de lujo GT Premium cuesta ya 59.700 euros, pero viene equipada plenamente con las opciones de cambio automático (2.300 euros) y regulación de velocidad inteligente (950 euros). El precio puede aumentar aún más con un color exterior opcional, así como con la madera exótica y el cuero para el interior. Rondando los 63.000 euros tocamos techo. Si encargásemos un BMW 335i Cabrio con equipamiento parecido, tendríamos que invertir una cantidad de dinero muy similar.

Conclusión

El Infiniti G37 Cabrio constituye un agradable enriquecimiento del mercado de los cabrio. En el apartado estético, ofrece un aspecto tanto independiente como elegante, que no sólo debería llamar la atención por su escasez en nuestras carreteras. Sobre todo la trasera está muy conseguida y convence, pese a la capota rígida variable, con unas proporciones armónicas. El único inconveniente reside en que ni el maletero ni el asiento trasero son realmente aptos para el día a día.

En lugar de un valor útil, el G37 Cabrio nos ofrece un estilo de vida, ambiente de lujo, rendimientos excepcionales y un chasis deportivo. A la vista de la potencia y la excelencia que demuestra, los 56.100 euros –como mínimo– parecen completamente justificados, dado que los competidores alemanes nos obligan a invertir muchos miles de euros más por el mismo nivel de rendimiento y equipamiento.

En colaboración con AutoScout24