El hombre detenido anoche en Begues (Barcelona) por el homicidio de su hijo, de 19 años, le asestó dos cuchilladas tras una fuerte discusión entre ambos, han informado a EFE fuentes próximas a la investigación.

El homicida, Josep María O.E., alertó él mismo del crimen a la policía, por lo que agentes del cuerpo lo detuvieron hacia las 22:00 horas de ayer tras comprobar los hechos.

La agresión se produjo en el domicilio familiar, situado en el número 3 de la calle l'Empordà de Begues, en la urbanización de Mas Ferrer, donde la familia residía desde hace unos 9 meses. En medio de una discusión, el padre cogió un objeto punzante y asestó dos puñaladas al hijo, que le causaron la muerte.

Problemas psicológicos

Según fuentes próximas al caso, padre e hijo sufrían trastornos psicológicos y las peleas eran constantes entre ellos. Vecinos de la familia precisaron que el hijo tenía problemas con el alcohol y que cuando bebía solía mostrarse agresivo, situación que acabó afectando al padre, que estaba en tratamiento psicológico por este motivo.

Tras cometer el crimen, el padre se acercó a la casa de unos vecinos, a los que espetó: "ya no he podido más" y "he perdido lo que más quería".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.