Garmendia también insistió en que el presupuesto de su ministerio se mantiene y que se garantiza 'la plena operatividad del sistema científico español'.

'Hace falta que los nuevos sectores tecnológicos cojan más peso, pero sin ninguna duda, que haya estos sectores tradicionales que seguirán siendo claves para nuestra economía, emprendan la senda del camino del I+D+I', dijo en la inauguración de una conferencia sobre ingeniería e innovación celebrada en Madrid.

'Ese necesario reequilibrio pasa porque los sectores tradicionales, como la construcción, el turismo, el textil, entren en la senda de la inversión en I+D+I para entrar en nuevos nichos', agregó, y puso como ejemplo la industria de la ciencia, muy concentrada en sectores de la ingeniería y la construcción.

'Si se abordan con éxito tendremos, espero, grandes empresas españolas constructoras y de ingeniería especializadas en algo que tiene que ver con las necesidades de nuestra nueva economía'.

La ministra respondió a varias preguntas sobre el presupuesto que va a tener su ministerio dentro de los Presupuestos Generales del Estado del año que viene que se están debatiendo en el Congreso, después de que en las últimas semanas se haya producido una guerra de cifras respecto a si ha descendido o no.

'La reivindicación del mantenimiento de la inversión en I+D+I ha trascendido el ámbito científico, esto es inédito', señaló. 'Hay una conciencia ciudadana unánime en reivindicar el I+D+I, y esto me llena de orgullo y optimismo'.

Garmendia reconoció que de los tres bloques presupuestarios, los del propio ministerio y de transferencias a organismos públicos van a tener 'la máxima austeridad', pero aseguró que se mantiene la financiación de todos los proyectos que están en marcha.

'En 2010, por sexto año consecutivo habrá un incremento en las actividades de I+D+I', dijo.

El peso del I+D+I en el Producto Interior Bruto de España se sitúa en el 1,27 por ciento, lejos del objetivo del 2% previsto para 2010, según la propia ministra, pero añadió que en inversión pública España está por encima de la media de la OCDE y que falta por aumentar la inversión empresarial.

'Pero está creciendo a un ritmo del 15 por ciento en los últimos años, por lo que pensamos que acabaremos convergiendo'.

España, por su tamaño, debería tener 48.000 empresas innovadoras, pero según el INE hay 11.000. 'Necesitamos más empresas que utilicen I+D+I', dijo.

A pesar de ello, Garmendia destacó la mejora de la situación en I+D+I en estos últimos años y afirmó que España es la novena potencia científica mundial, aunque 'hace falta reducir la brecha entre la generación del conocimiento y su aplicación'.

La ministra indicó que espera que la nueva Ley de Ciencia llegue al Consejo de Ministros antes de finales de año.