La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado una organización de narcotraficantes en una operación, en la que han sido detenidas diez personas y se ha incautado media tonelada de hachís en el interior de una autocaravana en un peaje de Barcelona.

Según ha informado la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, los arrestados se dedicaban a la compra de la droga en Marruecos para su transporte y posterior venta en España.

La droga en una autocaravana

El líder de la red, F.E., estaba afincado en Benalmádena (Málaga), desde donde repartía las funciones y dirigía los movimientos de cada uno de sus colaboradores.

En una caravana hallaron 550 kilos de hachís y dinero en efectivo La investigación sobre el líder de la organización llevó a la localización de uno de los transportes de estupefacientes, la citada autocaravana, cuyo conductor fue detenido.

La organización preparó un nuevo envío de droga a menor escala, pero los agentes frustraron sus intenciones y detuvieron a otras dos personas con 50 kilos de hachís en las inmediaciones de un hotel de la localidad madrileña de Coslada.

17.000 euros en metálico

Posteriormente, fueron arrestadas siete personas más, entre ellos el líder F.E., asentadas en la provincia de Málaga.

Además de los 550 kilogramos de hachís intervenidos, los agentes han requisado seis vehículos de alta gama, un turismo sustraído, una autocaravana, 17.000 euros en metálico, catorce teléfonos móviles y diversa documentación.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.