Ángeles Caso, ganadora del Premio Planeta 2009: "Es cruel, pero cuenta más la firma"

  • La escritora obtuvo el LVIII galardón por la novela 'Contra el viento', una historia sobre la invisibilidad de las mujeres inmigrantes.
  • Parte del dinero del premio, en total 601.000 euros, irán para la "mujer real" que hay detrás de la protagonista de la obra.
La escritora y periodista asturiana Ángeles Caso posa con el Premio Planeta de literatura.
La escritora y periodista asturiana Ángeles Caso posa con el Premio Planeta de literatura.
Andreu Dalmau / EFE

Ganar el Premio Planeta es sólo el comienzo. Después hay que hacer acopio de "energía y vitaminas" para promocionarlo. Ángeles Caso ha obtenido el galardón literario mejor remunerado de España, 601.000 euros, por la novela Contra el viento, una historia que da voz y biografía a los rostros invisibles de la inmigración. 20minutos.es entrevista a la escritora, que ya fue finalista del premio en 1994.

Pregunta: ¿Por qué una historia sobre inmigración? ¿Cómo se le ocurrió el tema de la novela?

Respuesta: Durante años tuve que echar mano de personas que cuidaran de mis hijos. Gracias a eso he conocido a mujeres valientes, fuertes y luchadoras. Todas ellas se merecían una novela porque son doblemente invisibles, por mujeres y por inmigrantes. Las europeas somos muy caprichosas, deberíamos aprender de ellas.

P: ¿Algún plan para los 601.000 euros del premio?

R: Sí, una parte de dinero, de la parte que no se lleva Hacienda, irá para la mujer de carne y hueso que hay detrás de la protagonista de la novela, que nació en Cabo Verde; la otra mitad, para pagar la hipoteca.

P: El seudónimo con el que presentó la novela fue Virginia Evora, ¿por Virginia Woolf y Cesárea Évora?

R: Sí, efectivamente. Ambas son o fueron mujeres admirables. Viriginia Woolf es un icono de la literatura escrita por mujeres y Cesárea Évora -además de caboverdiana- es una cantante extraordinaria.

P: Ya quedó finalista en los noventa, ¿porqué decidió presentarse otra vez?

R: No me gusta estar delante de los focos, por eso abandoné lo más que pude la vida pública. 1994 fue un año feliz y amargo; feliz por el premio y amargo por la muerte de mi padre. Ahora... bueno, he cumplido 50 años y estoy en un momento vital. Además, los escritores somos profesionales autónomos.

P: ¿El Planeta es un galardón para consagrados o un autor novel también tiene sus oportunidades?

R: Es cruel, pero cuenta más la firma. Otorgar el galardón a un autor con un cierto renombre es algo muy importante para la editorial.

P: Sonaba más que usted Risto Mejide y Urdaci ¿el Planeta es un premio cada vez más mediático? ¿Preparada para las críticas?

R: Hubo unos años, en el pasado, que el Planeta se torció con premios muy discutidos. En los últimos tiempos ha recuperado la credibilidad, los premios a Álvaro Pombo, Juan José Millás o Fernando Savater así lo demuestran. Espero que mi novela no rompa la línea de calidad de las anteriores.

P: ¿Qué recuerdos tiene de su etapa al frente del Telediario? ¿Cómo ve el futuro del periodismo?

R: La televisión la dejé porque no me gustaba, me sentía infeliz. Llegué por causalidad y me fui con alivio. En cuanto al periodismo, tiene una gran amenaza encima, la competitividad, y encara una revolución absoluta, Internet. Habrá que ser cautos y actuar con previsión.

P: ¿Qué servidumbres tiene la literatura que no tenga el periodismo?

R: La soledad del escritor es la peor servidumbre. Soy una persona muy sociable y encerrarse a escribir es un acto duro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento