Hace ya ocho años desde el boom David Bisbal, en el que aquel joven y desconocido cantante almeriense que concursó en Operación Triunfo apabulló a medio país con sus movimientos sobre el escenario. Ahora, el artífice de Bulería se siente más "maduro" y publica su cuarto trabajo, Sin mirar atrás (Vale Music).

Bisbal ha contado a 20minutos.es que en este momento de su vida se siente "feliz y contento" y que nunca ha renunciado a "tomarse una cañilla en un bar" a pesar de tener "un trabajo público". En pocos meses se convertirá en padre de una niña, que aún no tiene nombre y a la que dedicará, ha confesado, su canción Mi Princesa.

Pasar tiempo con su familia está entre sus prioridades, aunque también opta por el deporte o por "pescar" cuando tiene un poco de tiempo libre. Por otro, lado, y aunque se sintió triste como todos los españoles, cree que es importante que los Juegos Olímpicos de 2016 hayan ido a parar a Río de Janeiro.

El cantante, que se ha vuelto a dejar crecer el pelo, comenzará en breve una gira de teatros y el próximo martes, en menos de 36 horas, presentará oficialmente Sin mirar atrás en Madrid, Cancún y Miami desplazándose en avión a contrarreloj.