Un coche ha terminado empotrado en el tejado de una casa en Parklea, un barrio residencial situado al oeste deSidney (Australia), como consecuencia de un violento accidente de tráfico.

Según informaciones de The Daily Telegraph, los hechos transcurrieron en la madrugada del sábado y la Policía ya ha señalado que la velocidad y el alcohol fueron los principales causantes del suceso.

El vehículo, en el que viajaban dos ocupantes, se salió de la vía colisionando contra el poste de un semáforo; a causa del impacto, el coche salió disparado invadiendo la acera, donde se hallaba un montículo que, a modo, de rampa hizo que el coche saliera disparado por el aire hasta que acabó empotrado en el tejado. Ambos pasajeros quedaron atrapados y tuvieron que ser rescatados por los bomberos.

Milagrosamente, no ha habido ninguna víctima mortal. Los dos ocupantes del coche se encuentran hospitalizados, aunque se hallan estables. En cuanto, a los habitantes de la casa, una pareja y un bebé, los tres resultaron ilesos.