El comienzo de la sesión se retrasó debido a que el helicóptero médico no podía despegar en medio del aguacero, con relámpagos y fuertes truenos en todo el circuito de Interlagos.

Finalmente, se dio luz verde, con sólo 18 minutos restantes en el reloj.

Grosjean puso fin a una sesión sin gran significado, cuando se estrelló con poco más de cuatro minutos en el reloj. El piloto de Renault, cuyo monoplaza terminó en un gran charco de barro después de rebotar en el césped, resultó ileso.

Nico Rosberg, de Williams, marcó el mejor tiempo con un crono de un minuto y 23,182 segundos, por delante de su compañero de equipo, el japonés Kazuki Nakajima, en medio de una muy mala visibilidad.

El británico Jenson Button, líder del campeonato de F-1 con su Brawn GP, y quien podría asegurarse el título el domingo, fue el tercero más rápido, por delante del Renault de Fernando Alonso.

Button tiene 14 puntos de ventaja sobre su compañero, el brasileño Rubens Barrichello, con Sebastian Vettel, de Red Bull, con dos unidades menos.

Brawn GP necesita sólo un punto para asegurar el campeonato de constructores, aunque pueden lograrlo sin siquiera conseguir puntos el domingo si Red Bull no obtiene el 'uno-dos'.

La clasificación para la penúltima carrera de la temporada comenzaría a las 17:00 GMT.